Claudio Spontón: “Se fue creando una atmosfera de triunfalismo muy llamativa”

555 visitas
EDR

Apenas unas horas después del encuentro con Independiente de Chivilcoy por el Federal B y con poco tiempo para analizar el desenlace, porque hoy debe enfrentar a Sports por el Torneo Local, el técnico Claudio Spontón hizo un sinceramiento de este momento hasta poco creíble que vive su equipo en el certamen nacional, pero se mostró convencido de seguir trabajando buscando hallar la respuesta que no aparece.

En diálogo exclusivo con EL DEPORTIVO, dio su parecer sobre una derrota que produjo tamaño cimbronazo: “En el primer tiempo noté que tuvimos otra actitud con respecto al partido frente a Belgrano tomando la iniciativa, pero sentimos la lesión de Defrancesco y fue cuando el rival nos presionó en los últimos minutos. De todas maneras, me fui tranquilo al descanso porque si bien no ejercimos el dominio, tampoco pasamos sobresaltos. En el complemento y antes del transitorio empate, comencé a darme cuenta que el equipo no iba a poder reaccionar si nos igualaban y volvimos a caer en los mismos errores. Perdimos la tenencia, que fue fundamental para sacarle ritmo al rival cuando estuvimos arriba en el marcador, y poco a poco nos fuimos desdibujando”.

“Me sobran ganas para salir adelante”

Reafirmando que de esta mala racha se sale con más trabajo y dedicación en la semana, señaló: “Acá no queda otra que seguir laburando individual y colectivamente y tanto el cuerpo técnico como los jugadores estamos convencidos que no hay otro camino. Evidentemente no estamos haciendo las cosas bien, pero la firme voluntad de encontrarle la vuelta está presente. Quien no se sienta cómodo o dude de sus condiciones siempre dentro del plano futbolístico, seguramente abortará sus chances de jugar y lo mismo me podría pasar a mí en lo personal, si perdiera las ganas de poner lo mejor en cada entrenamiento. Por el momento, me sobran ganas para salir adelante”.

“El año pasado perdimos dos partidos y no se encendió ninguna alarma”

Spontón tiene una clara visión de todas las expectativas que se crearon en torno al equipo y lo reflejó con estos argumentos: “En el ambiente desde que comenzó el torneo teniendo en cuenta los refuerzos que llegaron y la muy buena campaña del año pasado, se instaló como que nosotros teníamos que ganar todos los partidos o lisa y llanamente, pasar a los rivales por encima. Paulatinamente se fue creando una atmósfera de triunfalismo que no dejó de considerar lógica pero que ha sido muy llamativa. Me acuerdo que el año pasado perdimos dos partidos seguidos y no se encendió ninguna alarma. Ahora, que no tenemos temores por el descensos al ser un torneo de transición, la obligación es mayor siendo poco entendible. Se nos exige mucho más por conseguir resultados y el jugador lo siente, ha perdido esa frescura y la libertad de jugar. Todos hacemos un gran esfuerzo para que deportivamente nos vaya lo mejor posible pero el problema también se centra en haber invertido la pirámide. En todos los aspectos comenzamos de arriba hacia abajo cuando debería haber sido todo lo contrario”.

“El problema se centra en haber invertido la pirámide. En todos los aspectos comenzamos de arriba hacia abajo cuando debió ser todo lo contrario”

Reafirmando su último concepto, Spontón dijo: “Desde que estoy en el club cuando iniciamos un torneo de carácter nacional, la finalidad era superar la primera fase. Ahora, se desvirtuaron las sensaciones. Desde un primer momento, quedó como idea firme que lo único que servía era ascender. Soy el primero en hacerme cargo de que el equipo no encuentre el funcionamiento ideal por rendimientos muy bajos desde lo individual en quienes ya estaban y aquellos jugadores que llegaron y lo demuestra la racha que hemos tenido hasta el momento. Sostengo que las expectativas fueron desmedidas. No quiero abrir el paraguas ni mucho menos. Todos, y me incluyo, teníamos grandes ilusiones por la base de años anteriores y la llegada de jugadores de jerarquía. Simplemente digo que logramos dos empates en las dos primeras fechas contra Camioneros y Rivadavia, quienes aparecían como los rivales a vencer y la sensación fue de fracaso”.

“Soy el primero en hacerme cargo de que el equipo no encuentra el funcionamiento ideal”

Poniendo hincapié en la segunda rueda, añadió: “Ahora tenemos por delante quince días que nos van a servir para despejarnos y esperar la visita de Camioneros. Tenemos una rueda por delante y vamos a ver de qué manera podemos ir encontrando el nivel que deseamos. En su momento y cuando lo creamos conveniente, vamos a sacar conclusiones. Por ahora tenemos que enfocarnos en seguir entrenando con el solo objetivo de llegar a la victoria”.

“Lejos estoy de ser una persona extremista por un par de resultados desfavorables

Por último y con respecto al partido frente a Sports y como vive desde lo personal el momento al frente del plantel superior, concluyó: “Con todo el respeto que me merece el clásico rival, a mí un score adverso no me va a cambiar en lo más mínimo mi pensamiento ni la forma de trabajar. He salido tres veces campeón en esta ciudad y no me va a modificar en nada si hoy nos toca perder. Cuando no te sentís bien dentro de una institución, cuando notas que no podes darle lo mejor al grupo, se van acumulando inconvenientes o no se visualizan cambios para intentar mejorar, me sentiría realmente preocupado. Lejos estoy de ser una persona extremista por un par de resultados desfavorables”.