Claroscuro

487 visitas

Defensores volvió a resignar puntos en condición de local y en esta ocasión, también perdió la cima de la Zona 4 del Federal B. Fue 1 a 1 ante el siempre complicado Puerto San Martín. En la recta final, y aún debiendo quedar libre, el Loro depende de sí mismo para clasificar.

Como suele manifestarse cada vez que se lo requiere, el entrenador de Defensores, Claudio Spontón es muy preciso y realista en sus declaraciones y ayer, una vez finalizado el partido con Puerto San Martín, expresó: “No jugamos bien. Estuvimos muy imprecisos, no hubo circulación de juego, noté mucha inseguridad en la gestación y evidentemente, hoy me voy muy desconforme”. En esta apretada síntesis, el DT reflejó a la perfección porqué su equipo estuvo lejos de superarse así mismo y dejó escapar una clara chance para sostener el liderazgo.

Puerto San Martín es un equipo que como a la mayoría de los integrantes de la zona cuatro, la irregularidad lo ha tocado bien de cerca, pero que siempre resulta un rival complicado, con un técnico capaz y donde sobresalen un par de individualidades, que lo llevan a estar siempre pensando en el protagonismo.

Antes de iniciarse el encuentro, se hizo un minuto de silencio en homenaje a la Señora Prependrina Concepción González  Vda. de González, por su reciente desaparición física.

Defe-PSM-FB-8

De movida, la visita presionó bien arriba ahogando la salida clara que parte de los pies de Falgari acompañado por Hazaña y ayer, buscando entrar en el circuito de juego, Tomás Fernández. Con la dinámica de Tarabini y la inquietante presencia de Doveta y Monzón, el conjunto Verde intentó acercarse hasta Gizzi pero sin ser lo demasiado claro para poner en aprietos a la última línea del loro.

Defensores, no podía conseguir hacer valer su mayor potencial que surge de la tenencia del balón, hasta que inesperadamente se puso en ventaja. Corrían 16’ cuando Orellana ejecutó el tiro libre, la pelota en su trayecto hacia el arco de enfrente se desvió en Doveta y dejó sin reacción al arquero Giordano.

Desde ese momento, por un pasaje del primer tiempo, Puerto sintió estar en desventaja y el Loro, pudo acomodarse mejor, aunque la imprecisión y llamativamente mostrarse irresoluto, comenzaba a jugarle una mala pasada.

Defe-PSM-FB-9

Buyotti, que tuvo una labor muy desafortunada desde lo individual lejos de lo que el mismo ha demostrado, quiso jugar con su arquero, quedó corto en el intento, Monzón tuvo una chance inmejorable para empatar pero Gizzi, estuvo muy rápido para ganarle en el mano a mano. Inmediatamente, con una defensa muy permeable, Ojeda de frente al arco se demoró mucho al querer definir malogrando otra opción.

Con esos “claroscuros” tan evidentes y teniendo más voluntad que fútbol, Arrieta sacó un remate que pudo contener bien el arquero, Aranda cabeceó un centro por sobre el travesaño y Falgari, intentó probar con un remate de media distancia apenas desviado.

Lo que no estaba para nada lejos de la realidad, se concretó. A los 43’, a la salida de un córner, Gizzi quedó cortó en su intento de rechazar con los puños, la pelota rebotó en un defensor y quedó boyando en el área, siendo aprovechada por Guevara para tocar al fondo del arco. Mazazo, sobre el final del primer período.

Defe-PSM-FB-10

Como era de imaginar, la actitud de ir a buscar nuevamente ponerse arriba en el marcador fue propiedad del equipo de calle Defensa, pero sin esa cuota de fútbol que se le conoce, más que nada por amor propio. Puerto se paró firme en defensa y busco salir rápido de contra, con el desprendimiento de los laterales Cardozo y Pérez.

Aranda fue a buscar un centro al primer palo, consiguió cabecear y el arquero por dos veces, a duras penas, evitó la caída de su arco. Como respuesta y con la pelota parada que tanto le dolió al Loro, Monzón solo y entrando por el segundo palo, inexplicablemente cabeceó desviado.

Los últimos quince minutos encontraron a Defe apelando a todos los recursos para llegar al gol más aún, con los ingresos de Alessandro y Testa. Centro pasado al segundo palo, Giordano que no descolgó con justeza y Hazaña, de quien uno siempre espera algo distinto, con todo el arco a disposición, remató a las nubes.

Defe-PSM-FB-11

El arbitraje de Darío López cada vez que visita Salto, nunca pasa desapercibido y esta no fue la excepción. Hablando demasiado y sin amonestar cuando era lo adecuado, el trámite paulatinamente se le fue de las manos. Los hinchas comenzaron a explotar con sus fallos y pusieron el grito en el cielo, cuando Alessandro se aprestaba a definir y recibió un claro foul desde atrás en el pie de apoyo adentro del área. Penal con todas las letras que López, ignoró por completo. Fue el corolario para certificar que su tarea dejó mucho que desear.

En la última oportunidad para ir por el triunfo, Ramos ejecutó con mucha precisión un tiro libre desde afuera del área grande, pero el arquero agotando recursos, mandó la pelota al córner. Defensores no jugó bien y el mea culpa en la semana deberá servir para no seguir regalando puntos.

Defensores 1
Pablo Gizzi

Gastón Ceccoli – David Orellana – Sebastián Buyotti – Diego Ramos
Leonardo Arrieta
Alejo Falgari – Tomás Fernández – Ezequiel Hazaña – Rodrigo Naya
Adrián Aranda
DT: Claudio Spontón.

Puerto San Martín 1
Luciano Giordano
Federico Pérez – Alfredo Valdez – Sebastián Vergara – Héctor Cardozo
Matías Maggiorini – Nahuel Ríos – Walter Tarabini – Ricardo Ojeda
Elías Monzón – Roberto Dovetta
DT: Iván Potepan.

Cambios en Defensores: Claudio Alessandro x T. Fernández, Feliciano Testa x A. Aranda y Nicolás Fernández x E. Hazaña.
Cambios en PSM: Renzo Ruggiero x R. Dovetta, Cristian Paz x M. Maggiorini y Adrián de León x  W. Tarabini.

Suplentes en Defensores: Ricardo Pellenc, Carlos Daglio, Lucas Simaldone y Franco Favergiotti.
Suplentes en PSM: Facundo Buenavía, Gustavo Insfran, Misael Olivera y Matías Ducca.

Juez: Darío López
Asistentes: Francisco Colombo – Víctor Aragón