¿Castigo levantado?

664 visitas
EDR

A más de un mes de su única presencia oficial del año dentro de un campo de juego con la camiseta de Huracán, Andrés Chávez parece haber limado asperezas con el DT Israel Damonte, quien había dejado en claro que no iba a jugar más mientras él estuviera como entrenador. En las últimas horas trascendió que el delantero saltense, surgido del Club Sports, mejoró considerablemente su condición física, se entrenó a la par del grupo y estaría en la consideración para formar parte de los concentrados que jugarán el lunes frente a Independiente. El presente del Globo no es el esperado: aún no ganó en lo que va del año, recientemente quedó eliminado de la Copa Sudamericana y su baja performance en la Superliga empieza a disminuir el promedio pensando en la próxima temporada.