Carlos Daglio: “Se equivocan de una manera tan garrafal”

518 visitas
EDR

Carlos D’Aglio, uno de los integrantes de la dupla técnica de Argentino de Chacabuco habló con nuestros colegas amigos de Ciudad Deportiva y según su punto de vista nada justifica lo sucedido pero los errores arbitrales fueron muy groseros.

Gentileza: Ciudad Deportiva

Foto: Luis Carmona

Luego del polémico arbitraje de Hugo Demaro, que terminó siendo agredido por un jugador y un ayudante de campo de Argentino, De Hoy dialogó con Carlos D’Aglio, uno de los entrenadores del equipo de Chacabuco para conocer su versión de los lamentables hechos desencadenados al final del encuentro que Sarmiento terminó igualando a los 53 minutos del complemento 2 a 2 frente al local.

¿Cómo viste todo lo que sucedió?
“Era un partido tranquilo, donde no había pasado nada, pero solamente el árbitro ha complicado las cosas de tal manera que después sucedieron todos esos hechos lamentables al final que no fuésemos querido que ocurran nunca”.

“Nos estábamos jugado la clasificación, con un equipo que todos sabemos no tenemos para ganar el campeonato pero que con esto, nos han prohibido alcanzar ese objetivo que peleamos palmo a palmo con Sarmiento y con Wheelwright”.

“Yo se que el árbitro es un ser humano que se puede equivocar como lo hago yo como técnico, pero la equivocaciones fueron muy garrafales y evidentes, que en definitivas es lo que más duele”.

El árbitro, incluso, declaró que después del gol de Sarmiento ustedes enrarecieron el partido, hasta hicieron esconder los alcanza pelotas, entre otras tantas cosas ¿cual es tu opinión al respecto?
“En ningún momento nosotros quisimos hacer tiempo. Personalmente no creo en ese tipo de artimañas e incluso, por Dios y la Virgen, lo que más le inculqué a los jugadores fue que nos defendiéramos con la pelota en los pies, jamás le pedimos semejante cosa a nuestros chicos y menos que saquemos a los alcanza pelotas”.

“Lo que si vi fue que desde que echó a Nicolás Palmieri, estuvo cada vez más nervioso y en varias oportunidades cuando se acercaba a mi lateral, le pedí que se tranquilizara, que aquí no iba a pasar nada pero siguió cada vez peor. Es más, sus errores fueron de un principio porque el cinco de ellos (Franco Bonacordi) cometió una terrible falta a los cinco minutos pegando desde atrás a Andrada y ni siquiera le mostró amarilla y a los diez minutos vuelve a cometer otra falta muy parecida y ahí si le mostró tarjeta amarilla, cuando en realidad ya lo tendría que haber echado, y esta situación se repitió muchas veces más”.

“Siempre les recalco a los chicos que traten de divertirse y disfrutar porque en estos tipos de torneos, tan competitivos para nosotros, no se tienen que hacer echar, que no jueguen de manera brusca, que jueguen de la mejor manera posible y termina sucediendo esto. Estoy totalmente en contra de todo lo que pasó pero se equivocan de una manera tan garrafal, que te terminan sacando de las casillas. Nos cobró un penal que tranquilamente también se podría interpretar como infracción del delantero pero el que no le dio a ellos a los 44 minutos, fue alevoso!  El hombre estaba tan perdido que no sabía con que justificar porque había dado ocho minutos de alargue”.

“Quiero resaltar que los jugadores, técnicos y la gente de Sarmiento se portaron diez puntos, ni ellos se esperaban que diera tanto tiempo”.