Ariel Rafaelli: “Tenemos el respaldo y apoyo de todo el barrio”

481 visitas
EDR

El fútbol despierta por sí solo un mundo de sensaciones y desde septiembre del año pasado el popular barrio Villa Italia va acumulando expectativas en base al trabajo de sus propios vecinos. Ariel Rafaelli, a quien su pasado como jugador le permite seguir llevando la pasión a flor de piel, sigue muy de cerca los trabajos que realiza el plantel en pretemporada y por otra parte, asumió el compromiso de ser el presidente de la comisión directiva del club.

 

Consultado por EL DEPORTIVO sobre este presente y otros interrogantes de cara a un futuro muy cercano nos comentó: “Nuestros objetivos estaban dirigidos en la presente temporada a participar con Fútbol Infantil y en la Categoría 2000 que pasa a convertirse en Octava División de Inferiores para lo cual aceptamos jugar en común acuerdo con la Liga”.

“Con respecto a Primera División y tras un cuadrangular que se desarrolló en Inés Indart donde participamos, la inquietud surgió de los chicos que formaban el equipo de averiguar condiciones para intervenir en el Torneo Local y desde ese momento creció el entusiasmo en nosotros para cumplir con las condiciones solicitadas”.

Con relación a la parte administrativa y los pasos a seguir expresó: “En estos días está finalizando la feria judicial y vamos a viajar a la ciudad de La Plata para gestionar con relación al estatuto y la personería jurídica. Una vez que logremos tener la constancia, vamos a presentar los papeles a la Liga para quedar formalmente habilitados”.

En alusión a en que cancha jugarán en condición de local manifestó: “Es un tema que todavía tenemos que resolver. Nosotros tenemos acceso a todos los clubes para dialogar sobre un alquiler y hoy lo más probable es que podamos jugar en la cancha de C.U.S.A. Se mencionó la posibilidad de jugar en la localidad de Gahan y aunque sería un buen estímulo para los hinchas, lo veo improbable por el tema de que habiliten el campo de juego”.

Teniendo en cuenta que es todo nuevo hizo mención a jugadores y cuerpo técnico: “La finalidad es armar un buen grupo y sería faltar el respeto al plantel si decimos que vamos a participar. Queremos  hacer un buen papel sabiendo que el grupo es corto y que al no contar por ejemplo con una Quinta División, no podemos apelar al recambio. Pero somos optimistas con respecto a algunos ex jugadores de otros clubes o que no estuvieron en actividad el año pasado y que consideramos potables para engrosar la lista de buena fe”.

“Con respecto al entrenador confiamos en Fabián Toloza un vecino del barrio, que ha acumulado gran experiencia como jugador y por haber sido dirigido por reconocidos técnicos. Una muy buena persona, con gran dedicación y un trato especial para con los chicos”.

Cuando se lo consultó por el apoyo moral y más que nada económico remarcó: “Quiero agradecer el apoyo de empresas que han confiado en el proyecto que tenemos, la respuesta de los chicos a la convocatoria para que se sumen a la pretemporada y el grado de expectativa que fuimos despertando. De todas maneras, somos conscientes que hasta que no logremos funcionar legalmente como entidad no vamos a tener nada para ofrecer y más que la exigencia en este sentido para responder a futuros sponsors, esta la propia, porque pretendemos tener claramente  existencia y no dejar pasar esta gran oportunidad”.

Por otra parte, permitime resaltar el gran apoyo municipal por parte del Intendente Oscar Brasca y el Director de Deportes Guillermo Scarafía.”

Con el propósito de generar fondos para afrontar la competencia futura nos adelantó:   “Durante el presente fin de semana vamos a organizar un Torneo de Fútbol Infantil en la cancha del club Alumni que se extenderá por cuatro o cinco días con la participación de todos los clubes de Salto”.

Y en poco tiempo más, repetir una pollada que afortunadamente tuvo una excelente respuesta.”

Por último opinó en referencia a los vecinos del barrio: “Nos asombra el gran apoyo recibido y el entusiasmo que nos demuestran día a día. Para certificar esto te comentó que en la cena de Fin de Año juntamos a 300 personas y si no me equívoco, estaban todos o la gran mayoría. Es sinceramente la mejor motivación que podemos tener”.