Alma y vida por una Final

493 visitas
EDR

Una vez más, se puso en evidencia que en el fútbol pesan los momentos  y en muchos casos, hay que relativizar a los antecedentes, más aún cuando se trata de clásicos. En el global de 180 minutos, Sports y Compañía se repartieron las victorias, cada uno jugando en condición de local, pero al Comadreja, el haber ganado por 2-0 en el partido de ida, le fue suficiente para obtener el pasaje a la Final de la Liguilla.

Si bien no era definitiva ni mucho menos la ventaja que sacó Sports el miércoles de la semana en curso, quien corría con toda la obligación de revertir la historia era el Compañía desde el minuto inicial. Por eso, Santana, sabiendo que el juego aéreo podría ser una variante de acuerdo al dibujo táctico que lleva adelante para sus dirigidos, incluyó a Aciarri entre los delanteros para que el Flaco, con sus recursos, sea toda una preocupación para los defensores.

El primer tiempo ofreció muy poco para resaltar, pero siempre fue el Lagarto quien tomó la iniciativa. A veces siendo muy repetitivo con el pelotazo como única alternativa buscando una cabeza salvadora y con pelota a ras del piso, utilizando a Perata y Cuello por las bandas, la dinámica de Baque y la buena pegada de Candia.

Sports se dedicó a mantener un orden defensivo con mucha aplicación en la marca. Garay, Maza y sobre todo Brian Simaldone, doblegaron esfuerzos para equilibrar la zona media. Dorado, Araya y Chávez entraron muy poco en juego y por eso Ripoll, fue en esa primera mitad, un espectador de lujo.

Mateos, apareció por sorpresa en el área de enfrente, pero su remate se fue muy desviado y Candia, en uno de los tantos envíos con pelota parada, mandó el centro al segundo palo y nadie pudo capitalizar, casi sobre la línea de sentencia. La tibia respuesta del Rojinegro en ofensiva, se generó con un centro atrás de Chávez que Araya no pudo aprovechar y el posterior remate de Garay, se perdió por encima del horizontal.

Quedaba por delante la parte final y una carga emocional muy grande. Compañía con la clara intención de arrinconar a su rival y el Comadreja, haciendo lo imposible para mantener el cero en su arco. Apenas se jugaron 5’ del complemento cuando, en la única falla defensiva que mostró la visita, llegó el centro y Aciarri ganó con total comodidad en las alturas, metió un notable cabezazo que se metió en el ángulo superior izquierdo. Verge no tuvo reacción alguna y hasta se vio sorprendido. Fue entonces cuando Compañía confió en sí mismo que volver a convertir era posible al menos, para estirar la definición a tiros desde el punto penal.

El descuento de Acciarri ilusionó a un Compañía que lo buscó, pero no le alcanzo.

Martín Salinas tuvo el gol en sus pies en dos oportunidades. En primer término recibió el centro pasado y de frente al arco, no estuvo nada fino en la definición y posteriormente, intentó poner el balón lejos del alcance del arquero con un remate que se perdió apenas afuera. Sports no podía cruzar la zona media y solo se apoyaba en su defensa, que multiplico energías teniendo como estandarte a Basualdo, de soberbia labor, para ponerle freno al ímpetu de su oponente.

Candia, que en este compromiso pasó a ocupar la zona de volantes, tuvo injerencia en dos acciones que bien pudieran haber decretado el segundo gol. Sacó un muy buen remate que Verge, con mucho esfuerzo, desvió al tiro de esquina. Luego habilitó a Martín Salinas que logró sacarse de encima al arquero, pero se abrió demasiado y su remate con destino de red, recibió un rechazo salvador de Di Simone. Después, Aciarri tuvo otra chance para volver a llenarse la boca de gol, pero tuvo un segundo de indecisión pisando el área menor y eso fue suficiente para privarlo de una posible definición.

La superioridad de Compañía fue muy evidente, pero el tiempo se fue agotando y con él, las ilusiones de llegar al tan ansiado segundo tanto. La última opción, nació de un córner ejecutado por el mellizo Martín que se fue cerrando hasta rebotar en el travesaño y nadie, pudo capitalizar con acierto el posterior rebote.

El pitazo final de Callegari, de muy flojo desempeño, considerando que no estuvo a la altura de un clásico que definía ni más ni menos, que un lugar en la final del mini torneo, encontró a jugadores e hinchas del Comadreja, unidos en una incontenible alegría. Gran estímulo, esperando por el inicio de un nuevo ciclo con Gabriel Nasta como entrenador y ya ponerse a pensar en el futuro rival, que surgirá de Defensores o CUSA. Por su parte, para Compañía, aunque suene a muy poco, se ubica en el haber el hecho de haber llegado a instancias decisivas por méritos propios aunque en el balance final, sobresalga una nueva frustración.

Compañía 1
José Luis Ripoll
Juan Cuello – Nicolás Mateos – Gonzalo Conte – Leandro Peratta
Alejandro Baque – Mario Valiente – Leandro Candia – Nicolás Paéz
Martín Salinas – Santiago Aciarri
DT: Alejandro Santana.

Sports 0
Federico Verge
Thiago Weber – Nahuel Di Simone – Luciano Basualdo – Joel Bernal
Sixto Dorado – Agustín Garay – Luciano Maza – Brian Simaldone
Joel Chávez
Luciano Araya
DT: Sebastián Olmos.

Gol
5’ ST Santiago Acciarri (Compañía).

Cambios en Compañía
Gregorio Salinas x Juan Cuello.
Darío Martínez x Alejandro Baque.

Cambios en Sports
Santiago Aliata x Joel Chávez.
Luciano Ciraco x Luciano Araya.
Tomás Vergauven x Sixto Dorado.

Suplentes en Compañía: Nicolás Monacci, Diego Roldán y José Valenzuela.
Suplentes en Sports: Luis Mancilla y Lucas Chávez.

Expulsado: 27’ ST Sebastián Olmos (DT Sports).

Juez: Ernesto Callegari.
Asistentes: Mauro Ramos y Walter Colombo.