Al que quiere Celeste, que le cueste…

485 visitas
EDR

Zona Permanencia
Zona I

Rivadavia de Chacabuco venció con mucho esfuerzo por 2 a 1 al Atlético Alumni y así logró quedarse con el primer puesto del Grupo que lo clasificó directamente a los 16avos de Final. Abrió la cuenta Bernardo Cibirian para los visitantes, luego, en una avivada empató Leandro Moyano, y finalmente le dio la victoria al conjunto de Gómez el volante Martín Méndez. Con este resultado el Milrayitas jugará la Promoción contra Colonial de Ferré.

A priori era un partido de esos en los que se sabe que hay mucho en juego, y cada pelota se disputa como la última. El clima de Ffinal se vivía desde la entrada en calor de los equipos, y la tensión en los hinchas era evidente. Con el empate clasificaban ambos, pero ninguno de los 2 elencos especuló en ningún momento. Por un lado Alumni que venía en levantada, y por otro Rivadavia que llegaba al compromiso consolidando grandes actuaciones, con una delantera muy peligrosa, que no tardaría en inquietar al portero Jonatan Lazatti.

Yendo al plano futbolístico, fue el equipo local quien empezó mejor, buscando espacios a espaldas de los volantes de Rivadavia, y ensayando remates de larga distancia para intentar vencer al arquero Bonet. Fue así que en los primeros diez minutos del encuentro fue primero Martínez, de buen partido, quien pateó de lejos, y luego Gutiérrez hizo lo mismo. Se veía un Milrayitas muy ambicioso en el comienzo.


Cerca de los 15` de la primera etapa el técnico Pablo Gómez tuvo que remplazar al defensor central Bertozzi, quien sintió una molestia y tuvo que dejar su lugar a Ponte. Alumni se venía con todo y fue Bisso, mediante un tiro libre, quien exigió la buena respuesta de Lazatti. De esta manera el Celeste empezó a equilibrar el trámite del partido, generando buenas conexiones entre sus volantes adelantados y sus delanteros, especialmente con Segurola, muy potente y peligroso. Y fue éste mismo, quien sobre los 24` de la primera etapa, habilitó de forma notable a Bernardo Cibirian para que, con mucha calidad, éste definió muy bien por sobre la humanidad de Lazatti. Partido 1 a 0, baldazo de agua fría en el Rafael Giampietri.

Con el paso de los minutos fue nuevamente el elenco de las 5 esquinas quien tomó la iniciativa, primero mediante el goleador Moyano, y luego a través de Quiroz, pero chocó en ambos casos con la seguridad de Bonet, hasta el momento una de las figuras del visitante. Hacia el final de la primera etapa Alumni siguió siendo el protagonista a pesar de que uno de sus jugadores más claros, el número 10 Gutiérrez, estuvo algo impreciso y por momentos inconexo. Se iban los equipos a los vestuarios, y era Rivadavia quien estaba el frente en el marcador, aunque no merecidamente.


En el complemento el local salió con todo, decidido a revertir el partido. Cerca de los 5 minutos el defensor Batista tocó el balón dentro del área, lo que debió ser penal, pero Moreno aplicó el “siga, siga”. Rivadavia retrocedía peligrosamente, y así Alumni llegaría al empate. Luego de atajar un remate lejano, el arquero Bonet cometió un error infantil: tomó la pelota, luego la soltó, y ante la presión de un delantero contrario la volvió a tomar. Falta y tiro libre para el Milrayitas dentro del área. Fue así que García, de buen partido, tomo el balón y se encargó de cedérselo a Moyano, que sin oposición marcó el empate, a esta altura, muy merecido.

Automáticamente, y luego de notar que Moyano estaba algo nervioso, como todo el partido, Daniel Zapata mandó a la cancha al joven Fernández, jugador de buen pie, para buscar el arco de enfrente con mayor claridad. Alumni no se conformaba con el empate e intentaba lastimar mediante algunos ataques comandados por sus volantes, especialmente por el movedizo Sequeira. Luego de esa ráfaga del local, que con más ganas que fútbol se aproximó al arco defendido por Bonet, el partido cayó en un bache, donde lo que más se destacó fue una serie de tarjetas amarillas que sacó el árbitro del encuentro, el señor Jorge Moreno, a quien por momentos, el partido se le iba de las manos.


1-1: Alumni jugó rápido un tiro libre indirecto dentro del área y Moyano igualó el partido.

El reloj corría y la paridad parecía inamovible. Ambos técnicos realizaron modificaciones para mejorar el funcionamiento de sus equipos, aunque nada cambiaba. Alumni insinuaba, pero sin embargo no podía superar la línea defensiva de Rivadavia, que tuvo en el defensor Batista una garantía de seguridad, ya que este sacó todo lo que le tiraron.

Y cuando el partido se moría, fue el recién ingresado Duarte quien con su velocidad logró desbordar  y echar el centro atrás, para que apareciera por sorpresa Méndez y definiera para sellar el 2 a 1. Inmediatamente Segurola primero, y Duarte después, tuvieron en sus pies la posibilidad de ampliar el resultado, pero fue Jonatan Lazatti, quien con grandes atajadas lo impidió.


1-2: Centro atrás y definición cruzada de Martín Méndez (5) para darle la victoria a Rivadavia.

Final del partido, Rivadavia no jugó bien, pero encontró en sus individualidades la solución para superar al elenco rojo y blanco, que careció de claridad, por momentos de solidez, y fue notoria la desesperación que tuvo durante el partido, lo que le impidió manejar los tiempos y lograr la victoria. Alumni sufrió el bajo rendimiento de algunos de sus jugadores más importantes, y los de Chacabuco pegaron en los momentos justos. Una vez más, el Milrayitas dejó pasar la chance, y Rivadavia, por su parte, con mucho  trabajo, dedicación y esfuerzo logró la victoria y la clasificación; y sí, porque al que quiere Celeste, que le cueste…

Atlético Alumni 1
Lazatti; Castagno, Sacanelles, López, Martinez; Quiroz, Morales, García, Sequeira;  Moyano y Gutiérrez. DT: Daniel Zapata.

Rivadavia (Chacabuco) 2
Bonet, Trejo, Bertozzi, Rimolo, Batista; Comisso, Méndez , Bisso, Cubilla; Cibiriain; Segurola. DT: Pablo Gomez.

Cambios en Alumni: Fernández x Moyano, Acevedo x López y Gonzalez x Sequeira.
Cambios en Rivadavia (Ch): Ponte x Bertosi, Scanella x Bisso y Durante x Cibirian.

Suplentes en Alumni: Zapata y Godoy.
Suplentes en Rivadavia (Ch): Rodríguez y Coronel.

Juez: Jorge Moreno.
Asistentes: Juan Carlos Gonzalez, Fogareta Luis.