Agustín Naya: “Me muero de ganas por volver a jugar”

302 visitas

El Tiny cumplió 5 meses desde su ingreso al quirófano tras la rotura del tendón de Aquiles pero ya piensa en regresar. Atrás quedó esa noche en Rojas donde Defensores y Jorge Newbery de Junín disputaron la tercera Final del 6 Ligas y al Aviador se adjudicó el certamen tras la ejecución de tiros desde el punto penal. En dialogo con EL DEPORTIVO, el futbolista no ocultó su deseo de estar cuanto antes en un campo de juego

 

No solo estamos cuando un delantero mete tres goles en una Final o un piloto gana una carrera de punta a punta. EL DEPORTIVO, como ya lo ha hecho en reiteradas oportunidades, sigue sosteniendo que el jugador es lo más valioso que tiene el fútbol sin desmerecer a nadie en especial y por este motivo, diálogo en forma  exclusiva con quien espera con muchas ansias volver a jugar.

Sobre los momentos que le ha tocado vivir en todo este tiempo que se hace interminable, Agustín señaló: “Me fue pasando de todo. Al principio tuve  mucha tristeza después, a medida que pasaba el tiempo, tenía  más ganas de recuperarme y  ahora estoy muy ansioso de volver. Me hizo muy bien la gente q siempre me pregunta y me da fuerza, mi familia, los amigos y los dirigentes e hinchas del Loro a los cuáles les estoy muy agradecido”.

Sobre como transita los tiempos de recuperación comentó: “Estoy superando los cinco meses desde la operación y por suerte todo viene de la mejor manera respetando lo que me han dicho los doctores. Ya empecé  a trotar en forma liviana, poco a poco voy a ir tomando contacto con la pelota y si Dios quiere en un mes más, yo calculo que estaré en condiciones para empezar a jugar”.

Se nota en su rostro ese gran deseo por ponerse de nuevo la camiseta de Defensores, pero sabe que respetar los tiempos es fundamental. “No voy a negar que sentí  mucha amargura y desconsuelo  porque nunca me había pasado de tener una lesión grave y uno tiene en un caso así, demasiada incertidumbre por saber cómo le va a quedar la pierna. A medida que  fui mejorando, mi ánimo fue cambiando y hoy me siento muy bien,  con muchas ganas de entrar a una cancha. Les agradezco a todos por estar tan cerca y espero muy pronto volver a disfrutar de mi gran pasión”.

El fútbol de Salto está a punto de recuperar a un gran jugador y quienes disfrutamos de aquellos que en un campo de juego marcan la diferencia, mostramos una gran sonrisa.