Home Futbol Primera División Acá estoy yo, soy Compañía
Primera División - 11/05/2015

Acá estoy yo, soy Compañía

Torneo Local
Fecha 9

La Fiesta del Superclásico de Salto fue toda de Compañía. Después de 2 años y 8 meses, el Lagarto le ganó a Defensores, su eterno rival por 2 a 0 con goles de Carlos Monacci y Nicolás Páez y puso el Campeonato más lindo que nunca. Además, el Verde también se impuso en Sub 23 con el mismo marcador, para también, poner esa competencia muy ajustada.

Lo había manifestado el arquero José Ripoll en diálogo con EL DEPORTIVO. Compañía se tenía mucha confianza para este partido frente a su eterno rival y trazando un balance de los noventa minutos, hizo muy bien los deberes para festejar una victoria por la que espero mucho tiempo y se terminó justificando ampliamente.

Desde el pitazo inicial de Barragan, que tuvo un excelente desempeño, el once Verde mostró que tenía muy claro su objetivo y salió a ahogar a su rival con mucha firmeza en la marca y un efectivo cambio de ritmo partiendo desde la zona media. Monacci comenzó a ganar por potencia y en el duelo Colombini – Núñez, el delantero fue quien impuso toda su contextura física para sobresalir y además, tener a maltraer a toda la línea de fondo del Loro.


Fue así que el temible delantero primero dejó sin reacción a Núñez, con pelota dominada enfiló hacia el arco contrario y despachó un remate que Gizzi mandó al corner y luego, tras un centro medido, metió un cabezazo que no llevó demasiado riesgo.

La presión ejercida en la zona media por Candia y Valiente y todo un equipo que mostró en los primero veinte minutos convicción y sobradas ganas, no hicieron más que confundir a Defensores que hasta promediar la primera mitad, no pudo ejercer la tenencia del balón, con lo que esto le significa.

Recién a los 21’, el Loro pareció empezar a meterse en el partido con una clara habilitación para Rodrigo Naya que el delantero quiso terminar de la mejor manera, pero se encontró con la oposición de Ripoll. Posteriormente, en otra ocasión muy clara, Nico Fernández mandó el centro atrás, Hazaña la dejó pasar y Sebastián Naya de frente al arco y dentro del área grande, remató por encima del horizontal.


Los dos hicieron un gran desgaste desde lo físico en el primer tiempo ofreciendo un ida y vuelta constante y si bien Compañía volvió a tomar el control de las acciones, le costó volver a tener profundidad y utilizó para comprometer a Gizzi, remates de media distancia que partieron de los pies de Candia y Valiente.

Testa por la misma vía buscó sorprender a Ripoll que respondió mandando la pelota al córner y en una contra que arrancó bien perfilada, Hazaña y Testa no se pusieron de acuerdo y fallaron en la conclusión. Así, con el verde mostrando ser más ambicioso, entendiendo mejor todo lo que se jugaban, se fueron al descanso sin quebrar el cero.

Para la segunda mitad, Defensores tuvo un arranque prometedor buscando progresar en el terreno de juego tratando de disimular sus mayores falencias y Hazaña, sacó un remate seco, esquinado que Ripoll con gran esfuerzo consiguió rechazar. En otra aproximación en ofensiva que significó la última del encuentro para resaltar en el Loro, Orellana ejecutó un tiro libre con mucha eficacia, Ripoll estuvo brillante para despejar a medias y Nico Fernández, sin oposición, debajo del arco remató y la pelota rebotó en el palo derecho.


Spontón busco tener mayor recuperación en la mitad de la cancha con el ingresó de Arrieta pero lo hizo suplantando a Hazaña, el jugador de quien se podía esperar algo distinto para resolver el trámite. A su vez, el Lagarto salió poco a poco del asedio de esos primeros minutos y buscó con pelotazos largos utilizar la potencia de Monacci y Colombini. Este último, fue quien tras dejar desairado a su marcador quedó mano a mano con el arquero, que consiguió resolver tapando el remate.

Los dirigidos por Stankevicius iban con más decisión adelantando sus líneas y con las subidas de Peratta y Salcedo, ejercía mayor presión. A los 27’, tras un envío, largo Monacci empleó mejor la fuerza para ganarle en el cuerpo a cuerpo a Núñez y cuando quedó frente al uno, tuvo frialdad para tocar la redonda por encima de su cuerpo haciendo estallar el estadio, producto de una linda definición.


Estar en desventaja, fue lapidario para el conjunto verdiamarillo que ya se había retrasado producto de que su oponente lo fue llevando contra su propio arco y en ningún momento, se le cayó una idea ni tuvo el ingenio para cambiar su imagen. Motivado por hacer efectivo en la red lo que pregonó durante el desarrollo, Compañía fue por más y en los minutos finales Páez remató, en su trayectoria el balón rebotó en Orellana y esto no hizo más que descolocar a Gizzi, ingresando la pelota por el medio del arco.

Fiesta total en el Guillermo Cepeda. Felicidad Plena. Tres puntos largamente esperados y que se convirtieron en toda una realidad. Acá estoy yo, SOY COMPAÑÍA.

Compañía 2
José Luis Ripoll
Alexis Salcedo – Juan Cuello – Maximiliano Astudillo – Leandro Peratta
Mario Valiente – Leandro Candia
Gonzalo Polanco
Carlos Monacci – Nicolás Colombini – Nicolás Páez
DT: Rodolfo Stankevicius.

Defensores 0
Pablo Gizzi
Gastón Ceccoli – David Orellana – Juan Núñez – Franco Favergiotti
Carlos Daglio
Sebastián Naya – Nicolás Fernández – Ezequiel Hazaña – Rodrigo Naya
Feliciano Testa
DT: Claudio Spontón.

Cambios en Compañía: Diego Roldán x G. Polanco, Gonzalo Luna x C. Monacci y Joquín Orrego x N. Páez
Cambios en Defensores: Leonardo Arrieta x E. Hazaña, Nicolás Scarpitto x G. Ceccoli

Suplentes en Compañía: Mauro Vizcarra y Marcos Cuello.
Suplentes en Defensores: Lucas Ullúa, Sebastián Buyotti y Tomás Fernández.

Arbitro: Jorge Barragan
Asistentes: Lucas Demaro y Rodrigo Felloga

Sub 23: Compañía 2-0 Defensores

No te pierdas

Es el nuevo líder

Compañía derrotó como visitante en la última pelota a Colón de Chivilcoy por la mínima dif…