Ya no depende de sí mismo

137 visitas

La derrota que sufrió Villa Italia anoche en manos de River de Chacabuco por 4 a 2 lo dejó a la espera de lo que suceda en el encuentro que completa la 6° y última fecha de la Zona G del Torneo Federación Norte, ya que si no logra clasificar como segundo, deberá mirar las otras zonas para definir si es uno de los dos mejores terceros que siguen en carrera.

Antes de iniciar con lo sucedido dentro del rectángulo de juego, es imposible no expresarse sobre lo ocurrido en la previa del partido, ya que la terna arbitral designada (se desconocieron sus nombres), jamás se presentaron en el estadio de River de Chacabuco y por tal motivo se gestionó en el momento una terna alternativa de Chivilcoy para que se haga cargo de llevar adelante el juego.

Nicolás Corrao, encabezó la terna que llegó para reemplazar a la que no se presentó en Chacabuco.

Una vez llegada la terna chivilcoyana, encabezada por el árbitro, Nicolás Corrao, el encuentro, programado para las 18Hs, terminó empezando 19.50Hs. No es la primera vez que esto ocurre en el Torneo Federación Norte. Es difícil de aceptar como respuesta que no se les avisó a quienes debían dirigir en primera instancia o que se olvidaron de venir o la razón que fuese. En estos tiempos que vivimos donde la comunicación es tan natural, inclusive con muchísimas más opciones que hace 30 o 40 años, la realidad es que si de mejorar se trata, se debería comenzar por tener un contacto tan fluido como necesario para solidificar la competencia.

EL PARTIDO
Villa Italia no quería depender de ningún tercero y es por eso que pisó Chacabuco con el único objetivo de llevarse los tres puntos y la clasificación a Salto. Iniciado el partido y con apenas 2’ de juego, Escobedo buscó a Moyano con un envío largo, ‘Palai’ la peinó como indicaba la acción y quien picó fue Sena para definir por arriba de Fioramonti y mandar la redonda a encontrarse con la red. Gran gol y momento soñado para el Tano que rápidamente se puso en ventaja.

Castells (7), Gaspar (5) y Moyano (9), acuden a saludar a Lucas Sena, autor del 1-0 de Villa Italia.

El gol fue sorpresivo, pero existió y los dirigidos por Sebastián González estaban ganando. No obstante, River tomó inmediatamente el dominio de las acciones y fue por el empate. Le costó más de la cuenta porque Budiño fue gran responsable de mantener por un buen rato el cero en su arco. A los 8’ fue Bisso quien se animó a rematar, tras una buena triangulación en tres cuartos de cancha, pero el disparo se levantó más de la cuenta.

A Gaspar le hacían el 2-1 con frecuencia, ya que Vargas no siente demasiado la marca y así Villa perdía en el mediocampo, dándole más metros de recorrido al Millonario que buscaba por todos lados. En el minuto 11, Di Carlo, recostado por la izquierda, sacó un remate de pique al piso que Budiño mandó al tiro de esquina. Al minuto, llegó la respuesta del Tano para salir un poco del acedio con un buen remate desde unos 30 metros del venezolano, David Vargas y el arquero Fioramonti le puso el pecho, generando un rebote al medio del área que encontró un despeje.

Los minutos transcurrían, Villa Italia tenía lejos el arco de River, mientras que el local, merecía igualar, pero no lo conseguía. Iban 16’ cuando Falgari llegó hasta el fondo por la izquierda, metió el centro al corazón del área chica y el zurdazo cruzado de Martín Salinas no tuvo la dirección correcta, desperdiciando una gran ocasión. La noche de Martín Salinas no iba a ser una más. El delantero saltense volvió a encontrar espacios, sacó un gran remate de pique al piso que Budiño sacó a un costado y Leyva alcanzó a despejar.

A los 25’ Falgari, de gran primer tiempo, filtró un pase para la diagonal de Naya, que eludió a Budiño, pero el arquero se repuso rápido y voló hacia atrás para evitar el empate y quedarse con la pelota. Un minuto más tarde, Bisso volvió a tener su chance con un disparo cruzado que parecía superar a Budiño, pero Leyva fue quien se colocó sobre el segundo palo para sacarla de cabeza.

Recién a los 35’ de la primera parte, River de Chacabuco llegó al tan buscado empate. Corner desde la izquierda que cayó en el segundo palo a espaldas de Budiño y Martín Salinas, sin marcas, cabeceó de pique al piso y empató el juego. La igualdad aún le quedaba corto al desarrollo, porque la superioridad del Millonario era muy notoria. A los 38’, Naya ejecutó un tiro libre en el borde del área y desde la barrera del Tano, levantaron un codo y allí impactó el balón. El árbitro Corrao sancionó la pena máxima y amonestó incorrectamente a Farre, ya que él no fue el jugador implicado. Nuevamente Martín Salinas volvió a convertir, esta vez de penal, con un remate alto, al palo derecho de Budiño, que había elegido el contrario.

2-1: Martín Salinas, de penal, dio vuelta el marcador para River (Ch).

Para Villa recibir dos goles, prácticamente seguidos, fue un impacto del que no se pudo recuperar. Inclusive, tuvo la fortuna de que River continuó desperdiciando oportunidades, porque a los 40’ Salinas encabezó una contra que pudo ser letal; tocó para Di Carlo y este se la dejó servida a Naya que remató cruzado y seco y por centímetros no fue el 3-1. En la réplica, Sena exigió a Fioramonti con un remate esquinado que el arquero mandó al corner y en la última de la primera etapa, Naya mandó el centro a la carrera desde la derecha y Bisso, entrando como 9, definió debajo del arco y Budiño, en enorme intervención, evitó la conquista. El análisis era sumamente favorable a River, que tenía un porcentaje bajísimo de efectividad, pero que aun así, estaba ganando.

Ya en el complemento, River mantuvo su ambición ofensiva, pero también mantuvo la puntería fallida. Al minuto llegó el centro pasado de Falgari y cuando Naya se preparaba para convertir sin marca, llegó el cachetazo de Budiño para quedarse con el balón antes que el delantero. Un rato después, Lalla rechazó desde el callejón de 4, la pelota superó a Leyva y Salinas se fue solo ante Budiño, pero intentó picarla y el arquero adivinó tal intención, quedándose con la pelota.

Hasta allí, el arbitraje de Corrao no traía mayores inconvenientes, sin embargo, en dos minutos, omitió cobrar dos penales. El primero, tras un amontonamiento de jugadores en el área de River, se visualizó una mano no natural (pareció que era de Lazzaro) y posteriormente, en el área de enfrente, Leyva tocó el balón con su brazo y ni el primer asistente, Gustavo Velázquez, ni el árbitro, ambos en buena ubicación, sancionaron.

Superado ese momento de reclamos, River siguió acumulando oportunidades desperdiciadas, mientras que Villa Italia quería, pero no podía ir por el empate. A los 23’, Martín Salinas habilitó a Falgari, que se fue mano a mano con Budiño y tras definir, nuevamente el arquero se quedó con el duelo. Dos minutos más tarde, River llegó al 3-1 en una acción que debió ser anulada por posición adelantada, sin embargo esto no ocurrió y tras un desvío en Lazzaro, el Millonario gritó con algo de tranquilidad el gol que asemejaba un poco más lo que se estaba viendo en el partido, pero que no debió ser convalidado por posición adelantada.

El 3-1, prácticamente sentenció el juego, pero aún algo más quedaba para observar. A los 28’, Morales sacó un remate seco con pierna diestra que se alcanzó a desviar y se fue por poco al lado del palo izquierdo de Fioramonti. Un minuto más tarde, en otro error, tanto del árbitro, como del primer asistente, quien tenía la acción a metros, Martín Salinas vio la tarjeta roja por una supuesta infracción (patada sin pelota), que no se llegó a apreciar.

River se quedó con un jugador menos y Villa Italia se animó un poco más tomando aún mayores riesgos. Leyva cabeceó de pique al suelo entrando por el segundo palo, pero la pelota se fue por arriba del travesaño y más tarde, el remate de Moyano por lo bajo, pasó cerca del caño derecho. Sin aprovechar lo que generó en ese momento, Villa recibió el golpe de KO. Una gran maniobra colectiva armó el Millonario cuando se jugaban 38’, iniciada por Yaconiani por la izquierda, que mandó el centro pasado que Gregorio Salinas bajó de primera y Almeira se perfiló para su zurdazo con cara interna y allí, el balón se metió contra el palo derecho de Budiño que no llegó, pese a su estirada.

El 4-1 le sentaba bien al desarrollo, pero Villa no se dio por vencido ni aún vencido. Primero fue Leyva quien probó con un fuerte remate desde afuera del área que Fioramonti respondió bien y en la última, Ávila la agarró de sobre pique recostado por la derecha y la clavó en el ángulo superior izquierdo. Un terrible golazo para darle cifras definitivas al partido. Villa cayó y ahora deberá aguardar otros resultados para conocer su destino en el Torneo Federación Norte.

River (Chacabuco) 4
Ignacio Fioramonti

Martín Lalla – Agustín Marchese – Catriel Lazzaro – Bruno Almeira
Juan Llanos – Federico Di Carlo – Brian Bisso – Esteban Falgari
Agustín Naya – Martín Salinas
DT: Leonardo Rodríguez.

Villa Italia 2
Fabricio Budiño

Alexis Morales – Leonardo Leyva – Federico Farre – Gustavo López
Agustín Castells – Facundo Gaspar – Cristian Escobedo
David Vargas
Leandro Moyano – Luciano Aguirre
DT: Sebastián González.

Goles
2’ PT Lucas Sena (Villa Italia).

35’ PT Martín Salinas (River).
39’ PT Martín Salinas, de penal (River)
25’ ST Catriel Lazzaro (River).
38’ ST Bruno Almeira (River).
46’ ST Juan Ávila (Villa Italia).

Cambios en River (Ch)
17’ ST Gregorio Salinas x Federico Di Carlo.

24’ ST Claudio Garraza x Juan Llanos.
36’ ST Agustín Yaconiani x Esteban Falgari.

Cambios en Villa Italia
00’ ST Nazareno Acuña x Agustín Castells.

8’ ST Juan Ávila x David Vargas.
36’ ST Gastón Gaspar x Federico Farre.

Suplentes en River (Ch): Ignacio Castella, Mariano Di Toro, Facundo Ranelli y Ezequiel Soto.
Suplentes en Villa Italia: Tomas González, Eber Aguirre, Darío Mininno y Miguel Moresco.

Expulsado: 29’ ST Martín Salinas (River).

Incidencias: El partido arrancó 1 hora y 50 minutos más tarde por ausencia de la terna arbitral.

Juez: Nicolás Corrao.
Asistentes: Gustavo Velázquez y Jorge Benitez.

Comentarios

comentarios