Ignacio Talavera: “Me gustaría quedarme para ascender, pero no para vivir cómodo y ver qué pasa”

1 visitas

El defensor cordobés de Defensores, pasó por los micrófonos de EL DEPORTIVO y habló de todo en un mano a mano imperdible, cerrando la temporada del Loro. A base de personalidad, despliegue, poner lo que hay que poner y hacerle sentir el rigor a los rivales, el Flaco, pretende hacer historia dentro de la institución: “Tengo hambre de lograr un ascenso, de jugar en una categoría mayor”.

Pocas veces y hasta las podríamos contar con una sola mano, un jugador foráneo ha conseguido definitivamente meterse a los hinchas en el bolsillo. Podemos citar de los últimos años, al ‘Negro’, José Luis Carrizo en Compañía o a Walter Orlando Luna en Defensores, que enamoraban a propios y extraños por un caudal inagotable de riqueza técnica.

El caso de Ignacio Talavera es visiblemente distinto. El espigado marcador central llegó a Defensores, como quien dice, con una mano atrás y otra adelante, pidiendo permiso, pero a medida que fueron transcurriendo los partidos, el mundo Defensores se fue encariñando con su presencia en el primer equipo.

¿Qué crees que se hizo mal para darle a Sports la posibilidad de ganarles tres partidos sobre cuatro posibles en la Final del Torneo Local?
“Lo que se hizo mal fue no hacer más goles y no evitar que te los hagan. Muy simple. Después, desde el punto de vista futbolístico lo superamos a Sports. Lamentablemente, no alcanzó”.

¿El no haber ganado el Torneo Local, se puede considerar un fracaso?
“Creo que fue un objetivo que no se cumplió y el diccionario define a fracaso, como el fallar en un intento de conseguir un objetivo determinado. En el ambiente del fútbol, se utiliza la palabra fracaso como sinónimo de catástrofe así que en cuanto a si fue fracaso o catástrofe, cada uno lo puede mirar desde diferentes ángulos. Para el hincha o el dirigente, seguramente el grado de frustración fue mayor, pero en el caso de los jugadores, no lo sentimos de la misma manera”.

¿Cuál fue entonces la materia pendiente en esta temporada?
“En Defensores, hay que pensar en grande, porque este club está muy bien considerado en la región. Particularmente, lo que me dolió es no haber clasificado entre los dos primeros dentro de la zona del Federal B. Acá hay que medir los compromisos por su importancia y el Federal B no se compara en nada con ganar un clásico o imponerse en la Liga local”.

¿Cuáles fueron a tu entender, las razones de no haber llegado al objetivo de clasificar en el Federal B?
“Estoy convencido que arrancamos dejando puntos en el camino con el empate de visitante frente a Belgrano de San Nicolás. Nos empataron en los últimos minutos y dejamos escapar la chance de cortar con el fantasma de no poder ganar de visitante. Hicimos méritos suficientes para sacar más puntos fuera de casa. No sé si llamarlo temor o miedo escénico, se nos fue haciendo cuesta arriba y recién pudimos cortar la mala racha con Barracas de Colón, cuando la situación apremiaba. Pusimos lo que había que poner y ganamos sobre el final”.

¿Coincidís en que le fallaron al hincha?, ¿Se acordaron muy tarde de ganar?
“Se habló y se dijo en reiteradas veces de que el equipo tardó mucho en dar respuestas dentro de la cancha. Si bien es cierto en parte, a veces la gente habla sin conocimiento de causa. No saben, como fueron los niveles de los distintos jugadores en los entrenamientos a lo largo del torneo. Hubo casos específicos que se notaba que tenían mucha técnica pero les faltaba ritmo y hasta que no estuvieron a pleno en las prácticas, el DT no los afianzó. La mayoría de los técnicos ponen a los once a partir de lo que ellos juzgan en los entrenamientos. Cuando se mejoró eso, el que pintaba para jugar de titular pasó de ser viable a ganarse un puesto de movida”.

Interiormente, ¿Sentís que el hincha de Defensores te tiene un cariño muy especial?
“Si, y me lo hace saber. Pero el cariño de un día para otro se puede transformar en algo más cercano al odio si haces mal las cosas adentro de la cancha. El hincha te juzga por eso, así que trato de no darme manija con ese tema. Gracias a Dios hasta ahora, al parecer, creo que vengo haciendo las cosas medianamente bien”.

¿Ya decidiste que será de tu futuro?, ¿Te queres quedar en Defensores?
Me gustaría quedarme si es para ascender, pero no para vivir cómodo y ver qué pasa. Hoy por hoy, para mí, el logro deportivo está por delante de mi comodidad. Quizás el día de mañana sea al revés. Tengo hambre de lograr un ascenso, de jugar en una categoría mayor. Por esto mismo es que me dolió el no poder clasificar. Por lo pronto ahora me voy a mi casa a descansar unos días. Después a trabajar de kinesiólogo temporalmente en mi ciudad, hasta que arranque de nuevo a entrenar”.

Desde tu visión: ¿Qué cosas rescatas y donde crees que habría que poner el acento en corregir pensando en la futura temporada?
“Valoro y mucho las ganas del plantel, cuerpo técnico, colaboradores, dirigentes y familia del club, en esforzarse, cada uno en lo que le atañe, para que las cosas salgan lo mejor posible. Pienso que habría que corregir el tema de la competencia local puntualmente. Observó que a lo largo del país la mayoría, por no decir todos los equipos que pasaron de fase en el Federal B, más precisamente los que terminan peleando el ascenso en tramos finales, se ocupan de que el primer equipo solo juegue ese torneo y no que se reparta el objetivo con la Liga local. Lo digo con conocimiento de causa. A nivel casero la prioridad debería ser darle continuidad a quienes no la tienen en el Federal B y foguear juveniles, para que el día de mañana puedan jugar por cosas más importantes”.

¿Crees que Defensores está en condiciones de plantearse está innovación?
“Este club tan especial tiene el potencial económico y un orden para hacerlo. Para pelear al menos. Después ascender o no, depende de otras cosas. Casi ninguna fórmula es segura en este sentido. Repito, si hay algo que me contagia a seguir es el orden. Ahora, no pensar en objetivos más grandes, me provocaría lo contrario. No es una cuestión que pase por el club, pero si por un sentir que Dios pone en mí.

Un mensaje para los hinchas…
“Al hincha le fallamos desde el punto de vista del resultado, pero no desde las ganas. Ellos, querían salir campeones y clasificar en el Federal B. No se pudo. Pero saben que dejamos todo y lo reconocieron. A veces te dicen ‘hoy hay que ganar’ y yo digo, ‘siempre hay que ganar’.

Comentarios

comentarios