Un triunfo de la gran siete

1 visitas

Desde hace ya mucho tiempo, el plantel de Sports Rugby se viene poniendo como metas superarse a sí mismo y ésta parece ser otra muestra de que cuando se quiere, todo se puede. El último domingo, el elenco Rojinegro, como local en el Polideportivo Luis Lagoa, derrotó 27 a 20 a Pico Rugby Club de La Pampa, por el partido de ida de los Cuartos de Final del Torneo Clausura que organiza la UROBA.

Como dato llamativo a resaltar antes de meternos estrictamente en lo que ofreció el partido, hay que mencionar que teniendo en cuenta que la indumentaria de los dos equipos tienen un diseño similar y los colores que los representan son los mismos (rojo y negro), el Sports Rugby Club, por ser el anfitrión, jugó el partido con la camiseta al revés, para evitar confusiones.

Desde lo táctico – estratégico, el rival era toda una incógnita. Lo que si pesaba como antecedente, es que enfrente estaba una entidad con más de 40 años dentro de la disciplina. El entrenador Sellart, para darle mucho más valor a este compromiso, que hasta el momento no registraba antecedentes en Salto, resaltó entre otras cosas, la fortaleza y una disciplina ejemplar fuera y dentro de la cancha.

Como era de suponer, por momentos, los nervios, la ansiedad y el estar jugando instancias decisivas que te pueden depositar en un escalón muy alto, jugaron un partido aparte. Sin embargo, en esta clase de definiciones, arrancar con el pie derecho es muy valioso. Sports Rugby lo hizo realidad y se llevó el triunfo por 27 a 20, por intermedio de Ariel Yaba, que marcó dos try, mientras que Franco Benitez y Lucas Diomedi, aportaron uno cada uno. Además, Martín Zabala, ejecutó efectivamente un penal y anotó dos conversiones.

Como ya viene siendo un defecto difícil de corregir, el inicio fue bastante desfavorable en el desarrollo y el haberse cargado una amonestación, hizo que el elenco Rojinegro debiera replantearse como afrontar el resto del partido. Afloró la garra, esa actitud indeclinable, el compromiso de todos y con el pasar de los minutos, fueron apareciendo los méritos para derribar la fortaleza de una defensa que parecía impenetrable.

Sobran las ganas de jugar y ganar pero, lo que más trasciende, es ese hambre de gloria que no conoce límites. Sports Rugby quiere seguir escribiendo su propia historia. La ventaja de 7 puntos no asegura nada pero es una diferencia al fin. Todos son conscientes que la revancha será muy difícil, pero chocaran, dos polos muy opuestos.

Por un lado un equipo que en su casa pondrá en juego toda su historia, esa misma que les hizo pensar que ya en el partido de ida, iban a asegurar el pasaje a Semifinales, mientras que en la vereda de enfrente, este Sports, sabedor como pocos de todo lo que cuesta horas y horas de entrenamiento baja cualquier condición climática. Que entienden muy rápido la dinámica del juego y como todos los jugadores lo reconocen, han encontrado en Sellart un técnico que lisa y llanamente “les vuela la cabeza” y los predispone a multiplicar energías.

El equipo se presentó con esta formación inicial: Filipini, Pérez, Giménez, Cristaldo, Muñoz, Strack, Benítez, Juan Mangona, Santiago Mangona, Zabala, Arriera, Pedroza, Celuro, Fierro y Yaba.

Comentarios

comentarios