Campeones de la Tierra al Cielo

91 visitas

El fútbol de Salto nos entregó otra jornada que pasará a ser recordada por mucho tiempo. La historia contará algún día que el 14 de septiembre de 2016, este deporte tan popular como apasionante escribió otra página llena de gloria. Como poder describir lo que se vivió en el Esteban Chiari cuando humanamente, es imposible encontrar una explicación a tanta felicidad.

El Fortín, considerado uno de los clubes más humildes, pero que ha conseguido acumular riquezas en otro sentido, se regaló así mismo la enorme satisfacción de cortar con la hegemonía de Defensores, la institución más exitosa tomando como referencia los últimos quince años, en el orden local.

ef-festejo-campeon-4

Nicolás Navarrine, emblema de su equipo, en tiempo recuperado le cambió la trayectoria al tiro libre de Sanes y con solo peinar la pelota, provocó la locura en gran parte del reducto. De ahí en más y apenas Barragán pitó el final, la fiesta se tiñó de negro y amarillo y entre llantos y risas el festejo, como no podía ser de otra manera, fue interminable.

Se hizo justicia. Con todo lo que encierra esta palabra en nuestro bendito país y sobre todo, en el fútbol. El Fortín fue el mejor de todos y lo demostró en la cancha. Individual y colectivamente hablando, supo cómo sacarle provecho a sus mejores virtudes y en los hechos, quedó plenamente reflejado. En la tierra, se coronó con la frutilla del postre en un año altamente positivo. En el cielo CALÚ, un hincha más y HÉCTOR, su gran creador, anoche también levantaron la copa.

ef-festejo-campeon-5

EL PARTIDO

En los pasillos de vestuarios suelen quedar flotando en el aire palabras y mensajes de aliento que son parte del mismo juego. “Esta es la final de nuestras vidas”, se juraron así mismo los jugadores del Aurinegro y saltaron al campo de juego plenamente convencidos de todo lo que se jugaban.

ef-defe-16

Enfrente, un rival constituido por mayoría de jugadores con dilatada experiencia en jugar finales, un entrenador que privilegia el orden con una clara intención ofensiva, pero que y de acuerdo a como se fue gestando el desarrollo, pecó con la idea de haber ganado el partido antes de jugarlo.

El apuro, la ansiedad, un mensaje motivante, pero a su vez contraproducente de vamos por el séptimo título consecutivo y quedamos definitivamente en la historia, fueron todos escollos que el mismo Defensores no pudo superar con un desempeño individual y colectivo, no menos que frustrante.

ef-defe-17

Joel González anunció desde el comienzo que estaba muy inspirado y entonces, ambos elencos no se partieron de la idea de pensar en el arco de enfrente. Hasta el primer cuarto de hora fueron solo insinuaciones hasta que llegó la primera acción de riesgo. Rodrigo Naya dominó con el pecho el balón y pisando el área mayor, sin oposición, elevó su remate por encima del horizontal. Posteriormente, fue Montero quien recibió un cambio de frente y probó suerte con un remate violento por encima del travesaño. En estas dos maniobras, ya quedó evidenciado ese apuro en la zona caliente que te nubla las ideas.

Era una final y se jugó como tal. Por largos minutos, se prestaron el protagonismo sin tener injerencia en los metros finales de la cancha. El Fortín buscó sacarle provechó a la pelota parada con la selecta pegada de Navarrine, mientras que el Loro intentó partir desde la zona media con pelota dominada utilizando todo el frente de ataque.

ef-defe-18

En los últimos diez minutos de la etapa inicial, González y Navarrine, una sociedad que generó muy buenos resultados estuvieron muy cerca de quebrar el cero. En primer término, tras una efectiva contra que tuvo velocidad y justeza apareciendo oportunamente un despeje salvador. Luego, fue González quien aguantó la marca, habilitó a Navarrine y el diez sacó un remate que Gizzi, en gran intervención, desvió al córner.

La respuesta de Defensores llegó tras haberse jugado un minuto recuperado con un centro al primer palo que Testa cabeceó y la de cueros, con Verge sin poder intervenir, se perdió apenas afuera.

ef-defe-19

Ni bien iniciado el complemento, Iocco fue bien habilitado por Arrieta pero se encegueció y su remate se perdió desviado. Anoche, Defensores como equipo estuvo muy lejos de su potencial y si encima no funcionan las individualidades, el panorama es muy sombrío. Citamos como ejemplos a Rodrigo Naya, de quien uno puede esperar algo distinto, pero desde hace mucho tiempo pasa totalmente desapercibido y Carlos Daglio, que en su función de volante central ha sabido acumular elogios, pero como primer marcador central anoche, nuevamente, sumo falencias que costaron dolores de cabeza.

Como muestra de lo mencionado, a los 9’ González, la figura del partido, se sacó de encima a Daglio con relativa facilidad producto de mayor dinámica y velocidad y mano a mano con Gizzi, definió con enorme clase a través de un remate cruzado lejos del alcance del arquero. Casi inmediatamente, el delantero muy determinante durante todo el certamen, encontró facilidades en una defensa mal parada pero esta vez, su remate fue bien contenido por el arquero.

ef-festejo-17

Al Loro le costó y mucho asimilar estar en desventaja, mientras su oponente se mantuvo firme en defensa, combativo en la zona media y siempre listo para alguna contra. Spontón movió el banco en busca de soluciones, pero Hazaña, ganado por el nerviosismo, no aportó nada distinto y encima duró muy poco en cancha porque en los últimos minutos, conoció la roja directa.

Quien sí volvió a demostrar su notable presente fue Illoa. Primero para imponerse por velocidad y determinación, pero además, siendo gestor del empate parcial. A los 36’ y cuando la noche era cada vez más oscura para las ilusiones de la entidad de calle Defensa, llegó el tiro libre y el delantero, pese a su estatura, se anticipó a todos y metió un cabezazo bombeado que sorprendió a Verge.

ef-defe-20

Punto de inflexión en el trámite por lo inesperado de la conquista y con el Loro, viendo renovado su ánimo. Claudio Alessandro se sumó a los delanteros en busca de aprovechar el momento anímico, pero quien siguió muy enchufado fue González. Con una maniobra individual exquisita, se sacó la marca de encima y mano a mano con Gizzi, sacó un remate que el arquero pudo contener con todo su cuerpo.

Todos los indicios conducían a la definición por penales, pero se produjo, ya con tiempo recuperado, una definición en la cual Defensores no tomó los recaudos necesarios y se quedó con las manos vacías. Desde hace muchísimo tiempo, los partidos duran al menos entre 94 y 95 minutos, (claro ejemplo reciente el de la definición de las semifinales de la Liguilla en el Guillermo Cepeda), pero en este caso puntual, fue todo frustración.

ef-festejo-18

Sanes, el ex Compañía, recién ingresado le dio a la redonda con su muy buena pegada y Nico Navarrine aprovechó todas las ventajas con los defensores clavados en el piso y un arquero irresoluto y a los 47’, peinó la pelota cambiando la trayectoria. Golazo y festejo desbordante. El Aurinegro de cara al público visitante se dio el gusto de sentirse muy pero muy cerca de gritar Campeón.

Faltaba poco, pero faltaba y en el último intento por llegar nuevamente al empate, tras un centro pasado Testa definió pero el poste derecho le negó la conquista y tras el rebote, Verge se quedó con el balón. No hubo tiempo para más. Lo que si sobraron e invadieron el estadio fueron muestras de enorme alegría. Llantos, emoción, placer indescriptible. Podemos enumerar muchos adjetivos calificativos pero nada será suficiente para equiparar lo vivido. EL FORTÍN, USTEDES SON LOS CAMPEONES DE LA TIERRA AL CIELO.

El Fortín 2
Federico Verge
Raúl Taglioretti – Manuel Capaldi – Gastón Quiroz – Gonzalo Bernardez
Marcelo Quiroz – Alejandro Chávez – Denis Aguilar
Nicolás Navarrine
Ignacio Velázquez – Joel González
DT: Carlos Navarrine.

Defensores 1
Pablo Gizzi
Gastón Ceccoli – Carlos Daglio – Franco Favergiotti – Guillermo Narbiloni
Gustavo Reynoso – Leonardo Arrieta – Guido Montero – Rodrigo Naya
Feliciano Testa – Nicolás Iocco
DT: Claudio Spontón.

Goles
9’ ST Joel González (El Fortín).

36’ ST Sebastián Illoa (Defensores).
47’ ST Nicolás Navarrine (El Fortín).

Cambios en El Fortín
Federico Acevedo x Gonzalo Bernárdez.
Nicolás Sanes x Marcelo Quiroz.

Cambios en Defensores
Ezequiel Hazaña x Rodrigo Naya.
Claudio Alessandro x Carlos Daglio.
Sebastián Illoa x Guido Montero.

Suplentes en El Fortín: Pablo Albarracín, Darío Martínez y Julio Bartolino.
Suplentes en Defensores: Lucas Ullúa y Nicolás Scarpitto.

Expulsado: Ezequiel Hazaña (Defensores).

Juez: Jorge Barragán.
Asistentes: Oscar Bono y Hugo Demaro.

Comentarios

comentarios