Abel Moralejo: “Estoy destruido”

224 visitas

Una vez consumado anoche el empate en la primera Final del Torneo Local frente a El Fortín, el ambiente en el Estadio Carlos Testa puso de manifiesto un profundo malestar que arrojó consecuencias. Los directivos del Loro, encabezados por su Presidente, Daniel Feo, le pidieron al entrenador Abel Moralejo que diera un paso al costado no conformes con su labor.

Lógicamente, la noticia causó una trascendencia mayor y mientras el titular de la entidad pidió a EL DEPORTIVO tomarse un poco de tiempo para explicar las razones y dar a conocer a su sucesor, abusando de su amabilidad, dialogamos con el ahora ex DT del Loro que sobre esta inesperada decisión, señaló: “Sinceramente no puedo creer la decisión que han tomado los dirigentes. Estoy destruido. Hasta el martes pasado yo era Dios y hace un par de horas me comunicaron que prescindían de mis servicios. No me cabe en la cabeza una decisión de esta naturaleza”.

Con relación a como se fueron sucediendo los hechos una vez finalizado el encuentro con el Aurinegro, argumentó: “En la zona de vestuarios, luego de que los jugadores se cambiaron, me tomé la atribución de llamar a los dirigentes para comunicarles que no se utilizarían más jugadores de los que habitualmente yo dispongo en el Torneo Federal B, tomando en cuenta, que hoy debíamos enfrentar a Peña La 12 por el Torneo Tres Ligas. Sin embargo, la respuesta que recibí fue pedirme que diera un paso al costado porque todo el entorno estaba muy disconforme con mi labor. También me señalaron, que el cuerpo técnico estaba muy disconforme con mi forma de trabajar cuando al contrario, yo no he tenido ni un si, ni un no, con ninguno de ellos”.

Moralejo se mostró profundamente amargado por la decisión tomada y reafirmó lo siguiente: “No me cierra de ninguna forma como se puede evaluar mi labor en apenas un mes y una semana de trabajo. Hicimos lo imposible para poner un equipo competitivo en cada competencia y hasta tuve que lidiar con una seguidilla de jugadores lesionados, que nunca me permitió formar un ideal como equipo. Jamás me imaginé tener que dejar la entidad de esta forma donde me sentía muy a gusto. Logré tres victorias, cuatro empates y conocí la derrota en tres oportunidades, en un abrir y cerrar de ojos, en relación al tiempo del que dispuse al frente del plantel. Pero bueno, así es el fútbol y lamentablemente me toca irme por la puerta de atrás”.

Comentarios

comentarios