Matemáticamente con vida

171 visitas

Los números mantienen de pie la esperanza de Defensores de seguir en carrera en el Federal B de Transición, aunque ya no depende de sí mismo. La oportunidad de ganar en casa volvió a quedar en el camino y se lamenta muchísimo. En la última fecha deberá ganarle a Independiente de Chivilcoy y esperar no solo que Belgrano de San Nicolás no sume de a tres, si no que los demás terceros en cuestión no superen los diez puntos para hilar fina la clasificación.

Analizar que Defensores acumula 213 minutos sin recibir goles (más de dos partidos) habla de un aceitado trabajo en la última línea, que si bien deberá mejorar, por momentos da muestras de seguridad. El presente de Pablo Gizzi es un párrafo aparte porque siempre que lo han exigido ha respondido con creces, siendo fundamental para sostener la cantidad de minutos mencionados antes con el arco en cero.

Defe-Belgrano-FedB-5

Pero al dar vuelta la página nos encontramos con los 250 minutos que lleva el Loro sin gritar un gol, justo en estas instancias donde convertir para poder ganar y acercarse al objetivo es el denominador común de cada encuentro que se está por disputar. A Defensores le cuesta ser profundo, se le hace muy complicado engañar al rival con una jugada colectiva y generar así una situación que pueda terminar en gol.

Belgrano de San Nicolás siempre ha sido un duro escollo para los dirigidos por Claudio Spontón. Jugando en Salto, solamente Sebastián Illoa pudo vulnerar a Jordan Etchemendi en el primer partido que los cruzó a ambos en la divisional, allá por Junio del año pasado. Ayer, lo de Defensores fue poco. Apenas una volea de Rodrigo Naya que se fue por arriba del travesaño cuando promediaba el complemento y sobre el final del partido, nuevamente Gogó no pudo aprovechar una jugada que requería empujarla. La más clara fue para Defrancesco que casi debajo del arco, buscó el palo más lejano y el travesaño le devolvió la ilusión de ganar el partido.

Defe-Belgrano-FedB-3

En el semblante del hincha seguramente quedó el pensamiento de que sobre el final los tres puntos pudieron quedarse en casa y es cierto, pero desde nuestro costado el análisis es mucho más profundo y a Defensores el paso de los partidos le ha agrandado falencias que se fueron haciendo más evidentes, incluso para facilitar la tarea del rival de turno y el peso ofensivo es una de ellas.

Fundamentar lo anterior con hechos hace el análisis más valedero. En la primera etapa, el Loro generó la única acción de riesgo desde un tiro de esquina que pateó cerrado Rodrigo Naya y el arquero Etchemendi sacó por arriba del travesaño. Después, algún otro centro cerrado que fue despejado de cabeza o un remate desde lejos que se perdió alto.

Defe-Belgrano-FedB-6

Apenas 5’ iban cuando Rodríguez metió un gran cabezazo y obligó la volada de Gizzi para despejarla a un costado. Belgrano comenzó enchufado el partido y lo hizo saber con llegadas concretas. Unos minutos después, tras jugar rápido un lateral, Olsen corrió por izquierda, superó a Orellana y se internó en el área para definir ante Gizzi que le puso el pecho literalmente a la acción. Luego, fue Doblores el que se animó a patear desde afuera del área y por poco se fue desviado. El primer tiempo fue de Belgrano, pero no se reflejó en la red. Pudo ser a los 40’ cuando Martínez mandó el centro desde la derecha y por el medio del área, Rodríguez no llegó a empujar.

Comenzó el segundo tiempo y Defensores despertó. Mostró otra actitud, sintió la necesidad de hacerse del protagonismo del partido y buscó con más obligación que fútbol torcer la historia. Llegó el centro desde la derecha y Gogó Naya la agarró como venía. Fue una volea hermosa que pasó por arriba del travesaño.

Defe-Belgrano-FedB-4

Matías Alfeiran empezó a agigantar su tarea en el mediocampo y Belgrano veía su redito en la recuperación y distribución. Enfrente, Spontón decidió sacar a Saucedo, dejando a Falgari como único volante central -allí se vio lo mejor de él-, y dispuso del ingreso de Defrancesco, quien volvía tras una lesión. Belgrano siguió buscando y Rodríguez pateó desde unos treinta metros por arriba del travesaño.

Los minutos finales fueron a pulmón y amor. Defensores lo buscó con Castagno como estandarte. El centro llegó adonde más dolía, pero Naya no supo resolver bien la acción y el lamento fue generalizado. Ya se iba el partido cuando Defrancesco recibió el pase atrás de Gogó y pateó cruzado y alto; parecía gol, se preparaban a gritarlo, pero el travesaño hizo lo suyo y la bronca dominó el momento.

Defe-Belgrano-FedB-7

La impotencia apareció tras el pitazo final de Marcelo Martín. Las ganas de morderse los labios lamentando lo que no fue y buscando respuestas que en la cancha no se encontraron. Defensores tiene una vida más y es la última. Tiene varios asteriscos y el más importante es que no depende de sí mismo. Ganar ya forma parte de una obligación contra Independiente de Chivilcoy y de allí aguardar la no victoria de Belgrano de San Nicolás, para luego empezar a estudiar como les fue a los terceros de los demás grupos en cuestión. Defensores sabe muy bien que matemáticamente está con vida.

Defensores (Salto) 0
Pablo Gizzi

Franco Favergiotti – David Orellana – Juan Núñez – Guillermo Narbiloni
Rodrigo Naya – Alejo Falgari – Gonzalo Saucedo – Damián Castagno
Ezequiel Hazaña
Facundo Ermini
DT: Claudio Spontón.

Belgrano (San Nicolás) 0
Jordan Etchemendi

Cristian Martínez – David Sadauskas – Iván Heinzmann – Ezequiel Taborda
Guido Reynoso – Emanuel Doblores – Matías Alfeiran – Rodrigo Rodríguez
Leandro Cabral – Ariel Olsen
DT: Rogelio Nardoni.

Cambios en Defensores
16’ ST Lucas Defrancesco x Gonzalo Saucedo.

30’ ST Nicolás Iocco x Guillermo Narbiloni.
38’ ST Feliciano Testa x Ezequiel Hazaña.

Cambios en Belgrano
35’ ST Leandro Bazán x Ariel Olsen.

Suplentes en Defensores: Ricardo Pellenc, Gastón Cecolli, Carlos Daglio y Guido Montero.
Suplentes en Belgrano: José Bontti, Maximiliano Merello, Martín Cena, Ignacio Tabares, Diego Pontieri e Isabelino Cardoso.

Juez: Marcelo Martín.
Asistentes: Oscar Bono y Lucas Demaro.

Comentarios

comentarios