Amo y Señor

248 visitas

Defensores es Hexacampeón del Fútbol de Salto tras vencer a Sports por la mínima diferencia en la Final de la Liguilla. El Loro obtuvo el sexto campeonato de manera consecutiva y sumó una nueva estrella en su historia deportiva.

Cada vez que comienza una pretemporada en los últimos años y sobre todo en el entorno de  sus rivales, se repite un deseo: “Nos preparamos para ganarle a Defensores y terminar con su hegemonía”.

Este año no fue la excepción. Se prepararon para tal fin y buscaron complicarle la existencia. No pudieron. Ahora y más allá que los campeones no se discuten y la entidad de calle Defensa ha vuelto a demostrar porque sigue estableciendo claras diferencias sobre el resto, a esta altura, comienzan a surgir los interrogantes de porque al fin y al cabo sigue acumulando consagraciones y en forma consecutiva.

Primero y principal internamente está muy claro un modelo de gestión. Desde hace más de dos años se apostó a un plan de largo plazo y más allá de los lógicos temblores resultadistas, nada hizo torcer la decisión tomada. El segundo punto muy importante es haber logrado un equipo que tiene una idea de juego bien definida. Se puede ganar, empatar o perder, pero Defensores no renuncia jamás a pensar en el arco de enfrente y menos aún, modificar sus ideales.

En el tercer ítem es donde se visualiza muy bien porque volvió a ser el campeón. Al fin y al cabo, sin dejar de resaltar a la lírica, lo único que sirven son los resultados. En la fase regular, Defensores perdió dos partidos que bien pudieran haber modificado de raíz el certamen sobre todo, el 0-1 en el Esteban Chiari. Pero mientras no tuvo inconvenientes en superar y con amplitud al resto de los equipos, cuando Sports y en mayor medida Compañía, tuvieron que hacer lo mismo, fallaron. Perdieron partidos vitales o dejaron puntos en el camino que le costaron muy caro. Entonces, la ecuación es muy simple. No se le puede objetar absolutamente nada a un equipo que cuando tuvo que ganar lo hizo mientras los otros, ofrecieron un panorama al menos irregular.

Seguramente y porque esto es fútbol, cada uno tendrá para aportar otros factores a fin de analizar este nuevo título. Lo cierto y concreto es que por acumulación de méritos y claras falencias ajenas, la institución de barrio central a punto de celebrar sus 93 años de vida, sigue siendo EL CAMPEÓN DEL PUEBLO.

EL PARTIDO

Loros y Comadrejas afrontaron el encuentro con diferentes motivos. La visita corría con la clara necesidad de ganar, mientras que a su oponente le servían dos resultados. Por eso extrañó de alguna forma el esquema por demás ofensivo y ambicioso que propuso Spontón, sin guardarse nada y menos especular.

Rápidamente el dueño de casa profundizó su juego por las bandas y tras un centro pasado al segundo palo que encontró un rechazo corto, Nicolás Fernández metió un remate que entre Plana y el palo derecho consiguieron neutralizar a medias. Tras el rebote, Claudio Alessandro con todo el arco a su disposición, no estuvo fino al definir.

Sports trataba de acomodarse en el partido cuando Naya le ganó a su marcador, mandó un centro medido al corazón del área y Alessandro, metió un gran cabezazo que fue devuelto por el palo izquierdo con el arquero sin nada que hacer.

El Rojinegro fue superando ese momento que bien pudiera haber definido la historia y buscó rearmar sus líneas. Bernal y Franco Alessandro, individualmente lo mejor de su equipo, apoyados por Bonomi, comenzaron a ejercer presión en la zona media. Gregorio Salinas, avisó con un remate que encontró una buena respuesta de Gizzi mandando la redonda por sobre el travesaño.

Defe-Sports-TL-16

Nicolás Fernández, de muy buen partido, buscó ser el ladero ideal de Daglio, pero al elenco Loro le costaba recuperar la pelota. Santana optó por una disposición táctica que permitiera presionar, recuperar el balón e imprimir velocidad en función de ataque. En este deporte, particularmente, saber aprovechar los momentos es vital. La visita los tuvo. Pero falló y le costó el partido.

Superada la media hora inicial, Franco Alessandro le ganó en velocidad a su marcador, se internó en el área y fue derribado. Desde nuestra posición, privilegiada en el campo de juego, observamos un claro penal que el pito Barragán, contrariamente, juzgó con tiro libre a centímetros del área mayor. Se desató una gran polémica y por supuesto, son válidas las diferentes interpretaciones. Lo que sí está fuera de toda discusión, es que el juez  estaba muy atento a la maniobra, no dudó en lo más mínimo y tampoco, buscó apoyo en su asistente Rivero quedando este, ajeno a la decisión tomada.

Siguió siendo el Coma claro protagonista en el desarrollo. Ciraco tuvo en sus pies la gran posibilidad de quebrar la paridad, pero el delantero, que lejos estuvo de evidenciar la misma efectividad de otros partidos, remató apenas desviado con todo el arco a su disposición y Gizzi implorando.

A los 39’, Alessandro volvió a poner a prueba su velocidad y a pura potencia encaró hacia el arco de enfrente. Una pierna se interpuso en su camino. Claro penal que el hombre de negro convalidó y la oportunidad para el capitán Plana, de poner a su equipo en ventaja. El 1, que venía muy dulce desde los doce pasos, esta vez no pudo resolver de la misma manera y su remate, se perdió desviado. Gran golpe de escena.

Estaba muy claro el panorama para la segunda mitad. Sports buscando sostener la misma ambición, pero jugando más adelantado y Defensores, firme en defensa para salir luego despedido vía contraataque.

Simaldone, que en el complemento cambió reproches por aplausos aunque sigue sin poder volver al gol, buscó inquietar con un remate de media distancia apenas desviado. Cumplido el cuarto de hora, Orellana ejecutó un tiro libre fuerte y a ras del piso, Plana dio rebote y entre mil piernas, apareció el botín de Fernández para tocar la de cueros al fondo del arco. Felicidad plena en el estadio y premio para un jugador sencillamente distinto e indiscutible.

El conjunto de calle San Pablo ahora en desventaja y afectado desde lo psicológico por las ocasiones malogradas, fue paulatinamente careciendo de ideas y si bien nunca dejó de apelar a las ganas y el entusiasmo, ofensivamente, su protagonismo fue nulo. Para colmo de males y tras un tumulto generalizado, Franco Alessandro se fue expulsado.

DefeFestejo-49

Los espacios se hicieron más frecuentes y Simaldone, tuvo todo a su merced para liquidar las acciones antes de tiempo. En primer término superó en velocidad a Bartolino y mano a mano con Plana, se le nublaron las ideas y definió mal. Luego, tuvo tiempo y espacio para encarar con pelota dominada y optó por un remate débil, que Plana controló sin problemas.

Con un equipo que se mostraba cada vez más firme y seguro y otro que deambulaba sin convicciones, llegó el pitazo final. Inusitada algarabía y profunda desazón, se unieron en ese instante. Sports por un final no deseado y en el que sobresalen sus propias culpas dejando en el camino puntos que ahora, solo sirvieron para lamentos. Defensores, sabiéndose muy fuerte como grupo para consolidar sus ambiciones y seguir siendo amo y señor del fútbol local.

¡¡FELICITACIONES HEXACAMPEÓN!!

Defensores 1
Pablo Gizzi
Gastón Ceccoli – David Orellana – Juan Núñez – Franco Favergiotti
Carlos Daglio
Lucas Simaldone – Nicolás Fernández – Rodrigo Naya
Claudio Alessandro – Feliciano Testa
DT: Claudio Spontón.

Sports 0
Hernán Plana
Augusto Lazzari – Nazareno Leidi – Germán Zalvania – Germán Bartolino
Isaias Toscano – Diego Bonomi – Joel Bernal – Franco Alessandro
Gregorio Salinas – Luciano Ciraco
DT: Alejandro Santana.

Cambios en Defensores: Federico Abril x G. Ceccoli, Leonardo Arrieta x C. Alessandro y Ezequiel Hazaña x N. Fernández.
Cambios en Sports: Leandro Moyano x J. Bernal

Suplentes en Defensores: Ricardo Pellenc y Nicolás Scarpitto.
Suplentes en Sports: Emanuel Charras, Juan Ignacio Martínez, Mariano Parrillo y Martín Salinas.

Expulsado: Franco Alessandro (Sports).

Juez: Jorge Barragan.
Asistentes: Gonzalo Núñez y Joel Rivero.

Comentarios

comentarios