La punta es mía

218 visitas

Federal B – Zona 4
Fecha 4

Defensores se mantiene victorioso y esta vez como local, derrotó por la mínima diferencia a Belgrano de San Nicolás. No fue un gran partido, pero el Loro terminó ganando merecidamente con gol de Sebastián Illoa. Teniendo en cuenta el empate de Sportivo Baradero, el Loro quedó como líder absoluto de la Zona 4.

 

Las definiciones que dejó post partido el técnico Claudio Spontón sirven para graficar lo que ocurrió en el desarrollo: “Nos pesó más la responsabilidad de ganar el partido, que de jugarlo”. Y si se elabora un fino análisis su opinión es lo más cercano a la realidad. Tras el empate con Sportivo Baradero en la segunda fecha, quedó flotando el sabor amargo de no solo perder dos puntos, sino también, de no aprovechar la localía.

Desde el minuto inicial, Defensores salió a presionar bien arriba buscando ser profundo y destrabar así, el planteo mezquino que insinuaba su adversario. En el primer tramo del encuentro, notamos mucha ansiedad, demasiado vértigo, correr más que pensar en la elaboración de juego y todo esto, no hizo más que confundir los caminos para llegar al arco de enfrente.


También y hay que recalcarlo, Defensores tuvo la oportunidad de abrir el marcador mucho antes de lo que lo hizo. El juez Federico De Luca y principalmente su primer asistente Nicolás Corrau, cometieron un horror arbitral al negarse a decretar la pena máxima tras un foul sobre Illoa, tan evidente como comparable con la magnitud del estadio.

Siguió insistiendo el Loro, a veces apelando a otras variantes y con la pelota parada como eje. Naya en primera instancia de tiro libre remató apenas desviado. Posteriormente, por la misma vía, exigió a Etchemendi a una gran intervención.

En la primera acción colectiva bien aceitada, se produjo el quiebre del cero. A los 39’, Naya combinó con Cécolli, este mandó el centro e Illoa se anticipó en el primer palo y con un remate de pique al suelo y contra el palo izquierdo, dejó sin chances al arquero.

La visita, que mostró el buen trato de pelota de Rodríguez y Pontieri y la presencia inquietante en ofensiva de Ocanto, buscó sorprender con un remate desde afuera del área mayor que se perdió apenas por sobre el horizontal.


“Cuando las individualidades no aparecen, el que sale a respaldar es el equipo”, dijo el conductor táctico, en otras de sus respuestas, buscando explicar un segundo tiempo donde sus dirigidos resignaron el protagonismo y hubo que emplear otros argumentos para sostener la diferencia parcial.

Belgrano, viendo que a su oponente le costaba sostener la misma imagen del primer período, se animó un poco más y con los ingresos de Landriel y Georgetti, pudo adelantarse en el campo de juego.

Hazaña, tras el muy buen partido que jugó frente a Sports en la primera fecha, ha estado lejos de sostener buenos rendimientos y el equipo lo sufre. Rodrigo Naya, de quien uno siempre puede esperar algo distinto, tuvo otro partido muy flojo y es evidente que está transitando por su peor momento futbolístico. Otro caso muy particular es el de Adrián Aranda. Si lo que se pretende es que, a quien se trajo para que intente aportar su cuota goleadora pueda entrar en sintonía con el equipo, buscarlo con pelotazos sin sentido siempre perdiendo con los defensores, la opción es demasiado errónea. El resto del equipo cumplió con creces disimulando en gran medida la ausencia de juego.


Con este panorama, la tensión y la incertidumbre de los hinchas esperando el final se hizo cada vez más notoria mientras la línea de fondo aguantaba firme. Hubo cierto desahogo cuando en contados minutos y por juego brusco, tras haber sido amonestados, se fueron expulsados los marcadores centrales Sadauskas y Heinzman, dentro de un equipo que se fue cargando de amarillas. Pero también quien vio la roja fue Favergiotti, considerando el juez una acción desleal.

Con tiempo recuperado Gizzi, que intervino con mucha solvencia y agilidad en un par de ocasiones, volvió a mostrar el brillante presente por el que atraviesa. Con una atajada sencillamente colosal, logró desviar un remate a quemarropas que llevaba destino de red y en esa misma maniobra, controló la redonda sobre la línea de sentencia. Tras ese instante de zozobra, se respiró profundo y se cantó victoria.

Cuatro partidos jugados. Tres ganados y un empate. Invicto y sin goles en contra. Único líder de la zona cuatro. Defensores acumula varios motivos en el haber para seguir superándose así mismo.

Defensores 1
Pablo Gizzi
Gastón Ceccoli – David Orellana – Sebastián Buyotti – Franco Favergiotti
Leonardo Arrieta – Alejo Falgari
Sebastián Illoa – Ezequiel Hazaña – Rodrigo Naya
Adrián Aranda
DT: Claudio Spontón.

Belgrano (San Nicolás) 0
Jordan Etchemendi
Emanuel Doblores – David Sadauskas – Iván Heinzmann – Ulises Bergéz
Diego Pontieri – Iván Becker – Guido Reynoso – Rodrigo Rodríguez
Marcelo Ocanto – Martín Cena
DT: Avelino Verón.

Cambios en Defensores: Sebastián Naya x R. Naya, Claudio Alessandro x A.Aranda y Diego Ramos x E. Hazaña.
Cambios en Belgrano: Iván Georgetti x M. Senna, Alán Pérez x R. Rodríguez, Fernando Landriel x G. Reynoso.

Suplentes en Defensores: Lucas Ullúa, Nicolás Scarpitto, Tomás Fernández y Feliciano Testa.
Suplentes en Belgrano: José Bonti, Daniel Giordano, Elías Martínez y Nahuel Moreno.

Gol: 39’ PT Sebastián Illoa (Defensores)

Expulsados: 37′ ST David Sadauskas (Belgrano), 38′ ST Franco Favergiotti (Defensores) y 49′ ST Iván Heinzman (Belgrano)

Juez: Federico De Luca
Asistentes: Nicolás Corrau y Cristian Orozco

Comentarios

comentarios