24 años después

186 visitas

Tuvimos que esperar 6 Mundiales. Ese fue el tiempo que tuvo que pasar para que Argentina llegara a una nueva Semifinal de un Mundial. La última vez había sido en Italia ‘90, luego de superar por penales a Yugoslavia. Ahora, se repite en Brasil ante Holanda.

24 años tuvieron que pasar para que Argentina se metiera entre los cuatro mejores de un Mundial. Más de dos décadas. Muchísimo tiempo. Pero luego del 1-0 ante Bélgica en Brasilia, se rompió la mufa en una Copa del Mundo. Atrás quedaron las frustraciones en Cuartos de Final y las sucesivas eliminaciones del pasado. La Celeste y Blanca ya hace historia en sueño brasileño y va por más.

El último acceso a una Semi Final para Argentina se había dado en Italia ‘90, luego de superar a la ex Yugoslavia en los penales, con Sergio Goycoechea como emblema, al igual que contra el anfitrión en el partido previo a la final con Alemania. Tras ello, llegaron las series de despedidas en los octavos de final ante Rumania en 1994 (2-3 con el doping de Maradona vs. Nigeria), la derrota 2-1 ante Holanda en cuartos de Francia ’98 (el recordado gol de Bergkamp en el final del segundo tiempo) y la pronta partida en fase de grupos en Corea Japón 2002.


Durante las anteriores dos competiciones, Alemania había sido nuestro verdugo. Primero en Berlín en 2006, por penales tras igualar 1-1 en los 120 minutos de juego. Recordado por la famosa listita del arquero teutón Lehmann y, ya en Sudáfrica en 2010, el lapidario 4-0 sufrido en Ciudad del Cabo. Frustración para Maradona como DT y para el pueblo albiceleste.

Así, después de años y años de tropiezos, la racha se cortó y Argentina ya se codea entre los cuatro seleccionados más destacados de la Copa del Mundo en Brasil. Vamos por más.

Alejandro Sabella: “Leo es agua en el desierto”

Sabella también habló sobre Messi, lo llenó de elogios por su actuación y lo defendió pese a la falta del gol: “Jugó un gran partido. Cada pelota de él es una esperanza para nosotros”.

A Sabella le preguntaron por el nivel de Messi, por la falta de gol en este partido. Y el técnico lo defendió como se debe, porque si bien no la metió, el 10 fue determinante: “Jugó un gran partido. No es sólo hacer goles, es tener la pelota, recibir y progresar, cada pelota de él es una esperanza para nosotros y es temeroso para el rival”.

Y más del técnico: “Más allá de los goles, lo que influye él es determinanete. Los partidos tienen muchas facetas, que reciba la pelota Messi y no la pierda nunca o casi nunca… es agua en el desierto, agua en el desierto, y Leo nos da esa agua en el desierto… El otro día le dio el gol a Di María; y cuando el terreno estaba seco, por decirlo de alguna forma, nos daba ese aire”.

Sergio Romero: “Esto es una revancha”

Chiquito, que otra vez dejó el arco en cero, valoró el triunfo y destacó que se sacaron una espina de encima. “En Sudáfrica nos habíamos ido muy calientes. Pasamos una barrera que se nos venía negando”, señaló.

Sergio Romero una vez más demostró solidez. Y ratificó que es uno de los jugadores más regulares de la Argentina en este Mundial. El arquero del Mónaco se mostró feliz por el triunfo y, sobre todo, eufórico, por el pase a semis. “Es una revancha. En 2010 nos habíamos ido muy calientes. Pasamos una barrera que se nos venía negando. Vamos paso a paso. Sin lugar a dudas. Debemos seguir trabajando. Esperemos poder volver a contar con Angel”, expresó en zona mixta.

Chiquito amplió su análisis y destacó que lo valioso fue la entrega: “Ahí está lo que hizo el grupo. Los chicos volvieron a correr y meter. Cuando Bélgica mandó al central al área, Martín y el Negro sacaron todo. Es para aplaudir a todos, hicieron un trabajo extraordinario”. Por último se refirió a Gonzalo Higuaín, figura argentina: “Estamos felices por Pipa. Se le venía negando el gol. Cuando vi que todos empezaron a gritar, festejé yo porque el gol, en el momento no lo vi. Recién lo chequeé cuando lo pasaron en la pantalla gigante”.

Comentarios

comentarios