Asoma desde abajo

59 visitas

Compañía ganó una batalla, pero aún faltan tres más para ganar la guerra llamada Segunda Rueda. Derrotó 1-0 al duro Atlético Alumni con gol de Nicolás Colombini y quedó a un punto del líder Defensores que aún debe quedar libre cuando restan tres jornadas, mientras que el Lagarto tiene por delante los tres compromisos y depende de sí mismo.

El triunfo de Alumni sobre Defensores, además de sorprender a algunso, revivió a otros, y uno de ellos que recobraron la esperanza nuevamente fue Compañía, quien ahora depende de si mismo para ganar la Segunda Rueda, ya que de ganar los tres partidos que restan (Independiente, CUSA y Villa Italia) forzará una definición con Defensores para determinar quien será el primer Finalista de Salto.

El clima fue ideal para asistir a un espectáculo de fútbol y es destacable haber asistido a un partido con un marco de público que superó aproximadamente las 250 personas. Un número que en lo que va de la temporada fue prácticamente imposible de alcanzar por horarios de locos y temperaturas bajas, acordes a la época.


Nico Sanes sacó un bombazo desde 30 metros que Lazatti voló para despejar por sobre el travesaño. Uno de los pilares fundamentales de esta levantada del Atlhetic, sin duda que pasa por el buen momento que transita el arquero Milrayitas.

En los primeros minutos fue Compañía quien manejó la pelota e intentó con circulación rápida por las bandas, encontrar espacios en una defensa que se mostró bien parada y con una presión, principalmente de Morales sobre Banegas en todo sector del campo de juego. Sobre los 16’ Ignacio Colombini metió un cambió de frente que Banegas bajó y asistió a Cuello pero el remate se fue alto. De haber marcado hubiese sido un gol calcado al convertido la semana pasada ante Sports.

Los dirigidos por Zapata contaron con dos puntas definidos como Moyano y Aguirre, sin embargo no pudieron aprovechar la creatividad de Fernández, quien estuvo ubicado por izquierda, pero dedicado a parar las subidas constantes de Cuello.


Justamente a los 23’ de un desborde del lateral derecho, Nico Colombini se anticipó con un toque suave ante su marcador y dejó a Lazatti a contrapierna para abrir de esta manera el marcador en favor del Lagarto. La ventaja era merecida, porque en manejo de pelota e intenciones de inquietar, fue Compañía quien lo realizó en el primer tiempo.

Al minuto pero desde el costado derecho, Sanes sacó un derechazo cruzado que Lazatti despejó al corner y en la que contabilizamos la última maniobra de peligro, Ñaki Colombini en velocidad entró por derecha, Lazatti achicó rápidamente, el delantero lo eludió pero al definir la pelota quedó en la parte lateral de la red.

Zapata leyó el partido que fue hasta el primer tiempo y es por eso que en el ST mandó a la cancha a Ceballos y Coronel para que los delanteros tengan en Tito esa conexión necesaria, mientras que el Conejo fue el socio en la contención de Leo Sequeira, que en la primera etapa se desgató mucho jugando solo de volante central.


Solo dos minutos iban cuando Coronel en espacios reducidos hizo de las suyas y definió obligando el cachetazo salvador de Ripoll. Así se planteó el complemento. Un equipo decidido a ir por la igualdad, mientras que Compañía apostó siempre a la contra rápida con individualidades que hablan por si solas de lo que pueden dar en un terreno de juego.

Así y todo por momentos el 11 de Capaldi pudo liquidar el partido, pero no estuvo tranquilo y fino en la zona caliente. La mejor jugada del partido apareció en escena a los 15’ cuando Nico Colombini metió un cambio para Cuello, este jugó con Banegas y el Conejo asistió a Nico que de zurda remató alto. La jugada mereció ser gol.

Capaldi movió el banco y mandó a Carlitos Monacci a la cancha. El delantero en una de sus primeras intervenciones le robó la pelota en la puerta del área a López, jugó al medio para Nico Colombini que definió a matar y perdió por esa cuota de potencia, a veces desmedida en momentos claves, de sellar el resultado a falta de un cuarto de hora.


Nico Colombini fusiló a Lazatti y la pelota se fue por arriba del travesaño.

Por momentos Alumni se agrandó y fue con guapeza en busca del 1-1. Ahí apareció Ripoll con una acto de reflejos impresionante y negarle así el empate a Coronel que sacó una volea a dos metros de distancia. Un minuto después Leo Sequeira desbordó, Corone de cabeza asistió a Aguirre y éste empató el encuentro, sin embargo el asistente Lucas Demaro marcó Off Side, y todo fue invalidado.

Los minutos finales fueron emotivos porque Compañía entró en la desesperación de que el partido terminara cuanto antes, mientras que Alumni acrecentaba sus ilusiones pero no alcanzó para mandar la pelota adentro del arco rival.

Pitazo final, Compañía ganó por haberlo jugado como una final y Alumni que planteó peligrar en el segundo tiempo, no pudo reflejarlo en la red y terminó prácticamente despidiéndose de la Segunda Rueda, ya que también al igual que Defensores, debe quedar libre.

Atlético Alumni 0
Lazatti; José Sequeira, López, Sacanelles, González, Martínez; Morales, Leo Sequeira, Fernández; Aguirre y Moyano. D.T: Daniel Zapata.

Compañía 1
Ripoll; Cuello, Conte, Mateos, Bolognese; Ignacio Colombini, Valenzuela, Sanes, Páez; Banegas: Nicolás Colombini. D.T: Gabriel Capaldi.

Cambios en Alumni: Coronel x Fernández, Ceballos x González y Bramuel x José Sequeira.
Cambios en Compañía: Jofré x Valenzuela y Carlos Monacci x Banegas.

Suplentes en Alumni: Balbiano y Acevedo.
Suplentes en Compañía: Vizcarra, Orrego y Polanco.

Juez: Jorge Barragán
Asistentes: Lucas Demaro y Alfredo Mastrangello

Sub 23: Alumni 1-7 Compañía

Comentarios

comentarios