De pie Señores

165 visitas

Para aplaudir a Valacco FC y El Fortín, quienes protagonizaron un partido tremendo con ocho goles en el desarrollo de la 3° Fecha de la Segunda Rueda del Campeonato Local. Para el Violeta marcaron dos goles cada uno Sebastián Paniagua y Walter Obando, mientras que para el Aurinegro Claudio Alessandro también marcó un doblete y los restantes fueron obra de Marcelo Manero y Agustín Marchese.

Fotos: Luis Carmona

Fue un partidazo. Los dos estuvieron en condiciones de ganar pero finalmente el empate fue el mejor premio porque ninguno de los dos, ni Valacco FC, ni El Fortín, merecían quedarse con las manos vacías. La realidad marca que al menos en esta Segunda Fase y dada la paridad reinante entre los equipos denominados chicos, estamos observando partidos muy interesantes pero con canchas semivacías siendo este, el único y poderoso contraste.

Hubo mucho para resaltar. Hermosos goles, muy buenos desempeños individuales, resultados cambiantes entre uno y otro período, algunos fallos arbitrales que despertaron airados reclamos y en síntesis, noventa y cinco minutos apasionantes de una historia que esperemos vuelva a repetirse.

El Aurinegro arrancó las acciones con más protagonismo pero en la primera de cambio, Valacco FC provocó la apertura del marcador. A los 12’ vino el centro desde la derecha y Obando remató de primera depositando el balón lejos del alcance de Moccagatta, que a diferencia de otros partidos, tuvo un primer tiempo para el olvido.


El gol hizo que el equipo anoche vestido de blanco se animará a ir por más y en un par de situaciones llevo complicaciones a su oponente con la pelota parada y remates de larga distancia.

A los 34’ se produjo la segunda emoción máxima de la noche. Todo nació en la confusión de los jugadores de El Fortín que pretendieron cobrar una falta a favor en la zona media, el pito determinó lo contrario señalando tiro libre indirecto por una mano y tras una corta cesión, el cerebral Obando vio adelantado más de la cuenta a Moccagatta que estaba casi afuera del área grande  y le dio a la redonda con notable precisión para estampar el 2-0. Pedazo de gol.

El Fortín trató en lo posible de arriesgar más de la cuenta en busca de achicar diferencias y minutos más tarde, el oportunismo de Manero fue determinante para irse al descanso con otra expectativa.

Para la segunda mitad, el entrenador Damonte dispuso una modificación que resultó muy importante en el desarrollo. Para acompañar a Alessandro en materia ofensiva, el ingresó de Marchesse por Falcón. Fue entonces cuando el partido provocó un giro muy llamativo, ya que la visita encontró espacios en una defensa que otorgó muchas dudas y en 10’, cambió el resultado.

Tras un par de ocasiones en los pies de Alessandro y Manero, llegó el empate transitorio. A los 15’ Marchesse que ingresó muy enchufado, anticipó a los defensores con una clara habilitación para Alessandro y el goleador, mano a mano con Vivanco, definió acertadamente.


Aprovechando el desconcierto de su rival, a los 20’ Marchesse impuso dinámica y velocidad para ganar la posición, mandó el centro al área y Alessandro, que acompañaba el destino de la jugada, tocó el balón al fondo de la red casi sobre la línea de sentencia.

Valacco asistía incrédulo a lo que se originaba en el desenlace. No obstante, Moccagatta estuvo brillante, ahora sí, para desviar sobre el horizontal un cabezazo de Alonso. El ímpetu del Aurinegro no cedió y a los 25’, en una acción muy acertada y de rápida ejecución Marchesse, gran figura, aprovechó  marcadas desinteligencias en el fondo de Valacco, tuvo tiempo para acomodarse y sacó un remate que infló la red con la complicidad de un golero que no tuvo reacción alguna.

Parecía asunto terminado por como se presentaba el trámite pero como esto es fútbol, en muchos casos, nunca está dicha la última palabra Un minuto más tarde, Paniagua se encargó de acortar diferencias y quedaba por delante mucho tiempo.

Obando quedó mano a mano con el arquero y recibió un foul desde atrás que dada la intencionalidad, hubiera correspondido una expulsión aunque Calógero, no lo interpretó de la misma manera.


4-4: Tiro cruzado de Paniagua que venció a Moccagatta para el empate.

En su necesidad de ir por el empate, Valacco se desprotegía aún más en el fondo y Marchesse, remató apenas desviado. Cada contra de El Fortín era una señal de alarma pero jugado por jugado, quien hizo las veces de local en el Rafael Giampietri, apostó todas sus fichas a quedarse al menos con un punto.

A los 47’ en una maniobra individual digna de todos los elogios, Paniagua encaró con decisión al área, ganó en velocidad con un autopase y definió con un remate cruzado a media altura despertando la felicidad de todos los hinchas. Excelente definición, de la otra gran figura del encuentro.

Ya en tiempo recuperado, los dirigidos por Cuello estuvieron a punto de volver a sacudir la red pero encontraron un despeje salvador y vía contraataque, Marchesse se enfiló hacia el rectángulo mayor, fue objeto de foul siendo está otra alternativa donde la tarjeta roja hubiera sido factible pero el hombre de negro, se decidió en amonestar. Los dos entregaron más allá del alma y nos regalaron, por todo lo señalado, el mejor partido en lo que va de la temporada.

Valacco FC 4
Vivanco; Cabrera, Acevedo, Stringhini, Martín; Paniagua, Contrera, Taglioretti, Vargas; Obando; De La Fuente. D.T: Marcelo Cuello.

El Fortín 4
Moccagata; Monla, Mario Chee, Flores, Carlos Chee; Manero, Chávez, Mareco, Maffezzini; Maffezzini; Alessandro. D.T: Ivan Damonte.

Cambios en Valacco FC: Alonso x Cabrera y Romero x De La Fuente.
Cambios en El Fortín: Barrios x Flores, Marchese x Falcón y Corretcher x Carlos Chee.

Suplentes en Valacco FC: Pedraza y Giménez.
Suplentes en El Fortín: Guillermo Di Marco y Poqué.}

Juez: Aldo Calogero
Asistentes: Héctor López y Santiago Schmoll

Comentarios

comentarios