Estuvo Verde

130 visitas

Compañía no le encontró la vuelta al partido y cayó como local 1-0 ante El Linqueño en la Primera Final de la Llave 11 del Torneo del Interior que otorga el ascenso al Argentino B ante y ahora definirá su futuro como visitante en Lincoln la semana entrante. Para el Albiazul marcó en el primer tiempo Joaquín Díaz. Lo último que se pierde es la esperanza.

La expectativa fue muchísima, pero lo mostrado en el campo de juego no alcanzó. Aún quedan 90 minutos para revertir la historia y Compañía sabe muy bien que depende de sí mismo para terminar festejando el ascenso al Argentino B. Lo cierto y concreto es que El Linqueño golpeó rápido, acopló sus líneas y anuló a los delanteros del Verde Carlos Monacci y Nicolás Colombini.

Partiendo de esa base Compañía empezó el trámite con la iniciativa (se lo notó algo ansioso) y en la primera llegada a tener en cuenta, Monacci cabeceó esquinado, contra el palo izquierdo y Pablo Del Potro la mandó al corner. Los primeros minutos fuero claramente del Verde, ante un rival que esperó y analizó. La siguiente maniobra en ataque fue para Nico Paez dentro del área, que sacó el zurdazo, pero una vez más Del Potro se lució y minimizó el peligro.


Lo tuvo Nico Páez a los 6′ del PT, pero Del Potro lo evitó. Una de las más claras.

Vaya si analizó el desenlace los primeros minutos el equipo de Pablo Zulueta que notó a Valenzuela como lateral por izquierda claramente improvisado (Si bien tiene marca es muy derecho), y por allí hizo daño gran parte del partido. A los 12’ desbordó Caio Álvarez y el centro atrás le llegó a Díaz que definió con todo el tiempo para colocarla lejos de Ripoll.

El gol tempranero retumbó en el Lagarto y le infló el pecho a El Linqueño que a partir de ahí le hizo la psicológica a su rival y fue de a poco manejando los hilos del partido. Como respuesta, Rubén Parrillo recibió de espaldas al arco, giró y desde afuera del área remató cruzado y desviado.

Un mal despeje de Mateos pudo terminar en gol de El Linqueño porque Salazar la jugó de primera y Ubilla sacó un derechazo tremendo que rebotó en el palo a pesar de la estirada de Ripoll.

Si en algo se caracteriza Compañía es en tener un poderío ofensivo importante con nombres propios como Nicolás Colombini y Carlos Monacci. En esta ocasión cabe mencionar que los delanteros no estuvieron en sintonía con el partido, pero esto no fue a causa de una gran virtud del CAEL que los tomó bien en las marcas y ninguno de los dos pudo hacer de las suyas durante el trámite del partido.


Díaz ya definió de frente al arco y El Linqueño se puso de esa manera 1-0.

Ya en el complemento el ingreso de Bisgarra le otorgó al Lagarto mucha movilidad de tres cuartos de cancha hacia adelante y le permitió tener un jugador propiamente dicho que se viste de asistidor y hace jugar a los demás, algo que faltó en la primera etapa.

A pesar de ello, El Linqueño también propuso su juego, y si bien cabe mencionar que se replegó mucho cuidando el minucioso y escueto, pero 0-1 a su favor, aspiró siempre al pelotazo y la contra rápida con la pegada de Caio Álvarez y las subidas de Díaz por izquierda.

El travesaño se apiadó de Compañía tras el remate de Gonzalo Del Potro, a quien no presionaron y dejaron avanzar varios metros con pelota dominada. El esférico bajo de golpe y sorprendió a Ripoll. Posteriormente como suele pasar cuando un equipo está jugado en ataque, deja claras grietas en la última línea que fueron tentadoras para las corridas de Salazar mientras estuvo en cancha con el fin de generar alguna falta para sacar al equipo del fondo y tomar aire.


Iban 19’ cuando Bolognese rechazó hacia atrás y habilitó a Gonzalo Del Potro que corrió ante la presión de Páez y obligó la salida prudencial de Ripoll prácticamente hasta afuera del área grande para despejar el peligró jugándose la vida en una maniobra que en un abrir y cerrar de ojos se transformó en una contra para los de Zulueta.

Lo último visto desde la generación de juego en ataque fue para El Linqueño y por el sector derecho del ataque. Tras un lateral recibió Álvarez, aguantó, giró, avanzó y sacó un zurdazo combado que se perdió por arriba del travesaño.

Los minutos siguieron transcurriendo, Compañía estuvo Verde y nunca pudo llegar a inquietar de manera concreta al arquero Pablo Del Potro. El pitazo de Daniel Asenjo llegó y confirmó que el primer chico fue para los de Lincoln. Aún resta jugarse un partido y nada está dicho. La posibilidad de ascender para Compañía está intacta, habrá que trabajar para ello.

Compañía 0
Ripoll; Conte, Mateos, Bolognese, Valenzuela; Mariano Parrillo, Baqué, Rubén Parrillo, Paez; Nicolás Colombini y Carlos Monacci. D.T: Gabriel Capaldi.

El Linqueño (Lincoln) 1
Pablo Del Potro; Bihurriet, Manavella, Macias, Badano; Gonzalo Del Potro, Matías Zulueta, Díaz; Álvarez; Salazar y Ubilla. D.T: Pablo Zulueta.

Cambios en Compañía: Brian Simaldone x C. Monacci y Bisgarra x Valenzuela.
Cambios en El Linqueño (L): Gómez x Salazar, Necchi x Ubilla y Moyano x Alvarez.

Suplentes en Compañía: Vizcarra, Astudillo y Sanes.
Suplentes en El Linqueño (L): Comesana y Parra.

Juez: Daniel Asenjo
Asistentes: Rodrigo Sena y María Salazar.

Comentarios

comentarios