Cena sin postre

205 visitas

Defensores cayó 1 a 0 ante Once Tigres de 9 de Julio y culminó la participación en el Torneo Argentino B con la certeza de haberse quedado en la categoría. La ilusión de clasificar a la siguiente ronda estuvo pero no se pudo cristalizar. El único gol del partido lo marcó Vladimir Ascani, mientras que cuando el encuentro terminaba vio la roja Hernán Silva en el Loro.

Fotos Gentileza: Pasión y Goles (9 de Julio)

 

Pareciera que el título de este comentario tuviera amplia relación con un artículo gastronómico, pero fue tan atinada la frase del presidente de Defensores Daniel Feo,  que acaba de ser reelecto,  que fue como una perfecta síntesis al término del partido.

Entrevistado por los colegas de “ORSAI” la máxima autoridad del club dijo: “Nosotros ya habíamos disfrutado la cena (en alusión a mantener la categoría), vinimos a 9 de Julio para ver si completábamos con el postre (clasificar a una nueva instancia) y nos quedamos en el intento”.

EL PARTIDO

En cierta medida el máximo directivo de Defensores clarificó como se fue dando el desarrollo del encuentro ante Once Tigres. El Loro sabía de antemano que lo único que le servía era ganar pero nadie mejor que los jugadores eran conscientes que la gran victoria ya se había conseguido y a una fecha del final: Quedarse dentro de la divisional, y como mueca del destino, se permitió soñar con clasificar a una segunda instancia.

Sin embargo, ayer se notó en menor o mayor medida que la obligación inmediata había quedado resuelta y entonces, la actitud no fue la misma, individual y colectivamente hubo un déficit que se había disimulado de la mejor manera cuando las cuestiones en juego eran ampliamente decisivas y como consecuencia, se terminó perdiendo.

Defensores arrancó mejor con Salinas siendo factor decisivo para ganar en velocidad. Maxi Blanco no pudo capitalizar un centro pasado de Naya entrando por el segundo palo y luego, el arquero Torres, estuvo rápido de reflejos para tapar el remate del delantero Loro tras lúcida maniobra individual.

Con Skiba, Tempesti y Ascani, el conjunto local fue tomando el control del juego en la zona media donde se notó y mucho la ausencia de Arrieta, quien debía purgar una fecha de suspensión por haber llegado al límite de amonestaciones.

Quizás como consecuencia de lo que expresamos al comienzo del comentario, a los 24’ llegó el centro pasado de Ocampo y mientras toda la línea de fondo del Loro quedó como clavada en el piso, por atrás entró solo y sin marca Ascani, muy oportunista para definir cruzado ante el golero Lotuf que se quedó inmóvil sin poder reaccionar.

A partir de estar en ventaja Once Tigres inclinó definitivamente el terreno de juego y Ascani en primer término y luego Macagnani, que a propósito tuvo una tarde totalmente negra, dispusieron de claras opciones para aumentar la ventaja pero en ambas ocasiones, pero esta vez Lotuf estuvo para intervenir de manera excelente y salvar la caída de su arco.

En la segunda mitad el partido se hizo muy abierto y las situaciones en materia ofensiva se fueron sumando. Defensores se adelantó buscando como sorprender a su rival pero quedo muy expuesto de mitad de cancha hacia atrás.

En la jugada más clara del complemento para los de Finarolli, el Mellizo Salinas aguantó la marca, mandó el centro al área y Fernández, metió un violento cabezazo que se pareció más a un penal sin barrera pero el uno Torres estuvo brillante para despejar. Como respuesta Ascani solo y con todo el arco a disposición, elevó el remate y Macagnani en la jugada siguiente falló en la definición como toda la tarde.


Rodrigo Naya elaboró una acertada maniobra desde lo individual, se internó adentro del área y cuando el empate parecía hacerse realidad, su remate se fue muy desviado sobre el horizontal. El mismo Naya de tiro libre obligó a una gran atajada de Patricio Torres y de esa misma jugada, llego el centro al área y Fernández cabeceó desviado.

Cada contra del dueño de casa era una pesadilla, pero Lotuf volvió a poner de manifiesto el acierto de los dirigentes en contratarlo. El arquero fue el responsable número uno de que el partido terminará apenas uno a cero en contra. Ganó en todos los mano a mano con Viser, quien ingresó en el complemento, y contó además, con la inestimable colaboración de Macagnani que siguió, inclusive con el arco libre, sin poder convertir despertando toda la ira de un hincha que se despachó con una frase muy acertada: “Hoy este nueve no le hace un gol ni al arco iris”.

Luego y en los minutos finales llegó la expulsión de Silva, que ya estaba amonestado y como en otros tantos partidos, el desempeño de Javier Alfonzo el árbitro nicoleño dejó mucho que desear algo que ya no sorprende en lo más mínimo. Punto final. Ahora será tiempo de analizar varias cuestiones, pensar detenidamente en cómo encarar una futura participación y recoger las experiencias vividas para superar lo hecho en esta temporada.

Once Tigres (9 de Julio) 1
Patricio Torres; Di Sario, Zamprogna, Celin, Ocampo; Tempesti, Skiba, San Miguel; Ascani; Macagnani y Azaguate. D.T: Juan Carlos Pirez

Defensores 0
Lotuf; Favergiotti, Silva, Narbiloni, Leandro Blanco; Cécolli, Giamarchi, Maximiliano Blanco, Rodrigo Naya; Banegas y Salinas. D.T: Mario Finarolli

Cambios en Once Tigres: Aviles x San Miguel, Viser x Ascani y Belloso x Macagnani.
Cambios en Defensores: Fernández x Banegas, Milla x Cécolli y Reynoso x Maxi Blanco.

Suplentes en Once Tigres: Tudesco, Irusta, Gailac y Carlos Torres.
Suplentes en Defensores: Plana, Abril, Castagno y Brusco.

Expulsado: Hernán Silva

Juez: Carlos Alfonso
Asistentes: María Trujillo y Carlos Riglos

Comentarios

comentarios